Secretos Virales

La tragedia ocurrida en el Colegio Americano del Sureste, en Monterrey, donde un joven disparó una pistola contra su maestra y dos compañeros y luego se suicidó, sigue dejando damnificados políticos. Tal es el caso del Senador Bala, Jorge Luis Preciado, promotor de una ley que facilite el uso legal de armas de fuego, quien no se ha atrevido a dar la cara. En diciembre pasado, cuando se votaron reformas para endurecer el castigo por posesión ilegal de armas, el colimense hizo una reserva y todos votaron en su contra. Se quedó tan solo, que ya lo llaman el Senador (des) Preciado. Y para colmo, a Preciado lo asedian proveedores de su campaña a gobernador de Colima, a quien les debe, ¡desde hace más de un año!

 

Secretos Virales es una columna que elaboramos los integrantes de Círculo Digital, El Ecosistema de Periodistas