CIUDAD DE MÉXICO, 16 de junio, (AZCAPO NOTICIAS/CÍRCULO DIGITAL).— Como parte de los trabajos para dar a conocer y difundir el acervo especializado que albergan las bibliotecas del Poder Judicial de la Federación, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) fue anfitrión del 3er Seminario de la Red de Bibliotecas, “Las Bibliotecas jurídicas como medio de difusión de la cultura constitucional”.

En el auditorio José Luis de la Peza, especialistas y expertos en información de universidades, dependencias federales y judiciales, destacaron el papel de las bibliotecas jurídicas especializadas y su contribución a una sociedad más informada, al abrir su acervo al público en general.

El vocal de la Comisión de Organización, Seguimiento y Evaluación de la Red de Bibliotecas del Poder Judicial de la Federación y director general de Información y documentación del TEPJF, Arturo Ruiz Culebro, afirmó que el acceso libre y equitativo a un cúmulo de información de alta calidad es una condición sustantiva para la formación de esta sociedad y ciudadanía, cada vez más activa y más participativa, con lo que se contribuye al desarrollo de individuos mejor capacitados en el ejercicio y defensa de sus derechos.

Al clausurar el seminario expuso que a 10 años de que se llevó a cabo la firma del Convenio de Colaboración, el acervo de las 122 bibliotecas que integran la Red, alberga más de 205,000 títulos de libros y más de 1,700,000 ejemplares en temas jurídicos que están a disposición de los miembros de la Red, su personal, y del público.

Previamente, durante el Conversatorio “Retos del profesional de la información en las bibliotecas del ámbito jurídico”, el comisionado presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, Francisco Javier Acuña Llamas, manifestó que un aspecto relevante que se debe integrar a la Ley General de Bibliotecas para lograr un mayor impacto entre la población e incrementar el nivel de lectura, es que estas se ubiquen de manera correcta y adecuada en la comunidad.

“Las bibliotecas son pensadas porque han de estar ubicadas en un sitio que favorezca su visita. Sobre eso conviene que haya normas y directrices más allá de la Ley General” de Bibliotecas, indicó.

En su turno, el director de la Biblioteca “Melchor Ocampo” del Senado de la República, LXIII Legislatura, Ricardo Montes Gómez, afirmó que el papel del bibliotecario en materia jurídica es protagónico, porque debe hacer una divulgación directa a la comunidad jurídica y la ciudadanía, a través de formatos digitales y de los catálogos de divulgación, de la información especializada a fin de que tengan una constante actualización.

Reúnen conferencias magistrales a académicos y especialistas en bibliotecas jurídicas
En el marco del Seminario, el investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (IIJ-UNAM), Héctor Fix-Fierro, afirmó que debido a que la sociedad mexicana desconoce la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el funcionamiento de las instituciones, piensan que no se cumple en el país.

Al pronunciar la Conferencia Magistral “La cultura constitucional”, Fix-Fierro informó que una encuesta realizada por el IIJ-UNAM demostró que la forma en como las personas entienden las leyes y su aplicación, así como a las instituciones y su funcionamiento, incide en el comportamiento de la sociedad.

“Una cosa interesante que salió en la encuesta –y esto es una interpretación– es que más o menos el mismo porcentaje de gente que dice que desconoce la Constitución, poco o nada, más o menos un 90 por ciento de las personas entrevistadas, es más o menos el mismo porcentaje de los que dicen que la Constitución se cumple poco o nada. Entonces, para mí está claro que quien no conoce la Constitución, con mucha facilidad hace el juicio de que no se cumple la Constitución”, explicó.

En la Conferencia Magistral “La Constitución Mexicana de 1917: historias y notas bibliográficas de un libro”, el responsable del Centro de Documentación “Sor Juana Inés de la Cruz”, de la Universidad del Claustro de Sor Juana, Daniel de Lira Luna, afirmó que la Carta Magna es el libro más valioso del siglo XX en México, por el amplio sentido cultural que representa, así como por su impacto y su vigencia.

“La Constitución es el producto de la Revolución Mexicana, en ella hay muchos elementos que crean la cultura jurídica y no solamente libros jurídicos, sino que también inspira libros de literatura, libros que nos hablan de cómo fue todo ese movimiento que originalmente construye la Constitución”, dijo Lira Luna.

En su turno, la catalogadora de archivos de la Biblioteca “Miguel Lerdo de Tejada” de la Secretaría de Hacienda y Crédito Púbico, Lydia Ortiz Arriel, dictó la Conferencia Magistral “Voces de la Nación. Centenario de la Constitución de 1917”, en la que destacó la importancia de difundir entre la población las colecciones con las que cuentan, como depositarios de la memoria histórica del país, así como de realizar exposiciones para difundir el pasado jurídico de la nación.

“Los documentos, folletos, libros y periódicos exhibidos, son fieles testigos de la historia nacional, revelan los actos, ideas y sentimientos de los hombres, caudillos, intelectuales que guiaron los destinos del país. Todo en aras de encontrar el Estado o nación que pusiera fin a los conflictos políticos y sociales de cada época”, explicó.

Destacan papel de las bibliotecas en la construcción de una sociedad más informada
En el marco del seminario se llevó a cabo la mesa redonda “Derechos fundamentales y bibliotecas”, en la que el coordinador del Centro para el Desarrollo Jurídico Anáhuac de la Universidad Anáhuac, Javier Espinoza de los Monteros Sánchez, indicó que para la cultura jurídica, el material que resguardan las bibliotecas cumplen también la función de ser material para que los ciudadanos desarrollen la defensa de sus derechos humanos.

A su vez, el investigador del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información de la UNAM, César Augusto Ramírez Velázquez, indicó que, con la información el individuo va adquiriendo mayor conocimiento que deriva en la transformación de su visión de las cosas. Asimismo, consideró que una de las tareas más importantes que tienen las bibliotecas públicas, académicas y especialmente las legislativas, es apoyar a que los distintos estratos de la sociedad conozcan, lean, analicen, utilicen y ejerzan sus derechos.

A la ceremonia inaugural del Seminario asistieron el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar Morales, los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Felipe Fuentes Barrera, Indalfer Infante Gonzales y Reyes Rodríguez Mondragón.