CIUDAD DE MÉXICO, 4 de abril, JUAN R. HERNÁNDEZ / MENSAJE POLÍTICO.-El presidente de la Cámara de Diputados, Édgar Romo García, expresó su “rechazo total” al planteamiento del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de militarizar la frontera de su país con México y afirmó que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) hizo lo correcto al pedir una aclaración sobre ello al gobierno de la Unión Americana.

“En estas últimas épocas se dicen muchas cosas y se hacen pocas, entonces habría que esperar, pero sin duda la posición es de un rechazo total a que se militarice la frontera”, señaló en declaraciones a la prensa.

Romo García apuntó que el Congreso de la Unión no ha tomado “acciones efectivas y reales” al respecto, porque hasta ahora sólo han sido “declaraciones y dichos”, y que la Cámara de Diputados esperará a tener la aclaración del gobierno estadounidense para que “también tome las providencias necesarias”.

“Hay que esperar a ver qué acciones toma (el gobierno federal), no es una acción fácil, creo que ya hay un primer paso del gobierno mexicano pidiendo una aclaración, que es lo correcto, que el gobierno estadounidense aclare los términos de la declaración del presidente Trump y, en ese sentido, habrá que esperar”, manifestó.

“Creo que es unánime en el país, incluso entre los propios candidatos a la Presidencia de la República, en el gobierno mexicano, que hay un rechazo enérgico a cualquier acto que intente violentar nuestra soberanía nacional”, finalizó.

Al respecto, el vicecoordinador del PRD, Jesús Zambrano Grijalva, afirmó que el gobierno federal y el Poder Legislativo están obligados a expresar su “tajante rechazo” a la actitud “de abierta conflictividad y confrontación contra el pueblo y el Estado mexicano”, que asume el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Es “inaceptable” la “amenaza” del mandatario norteamericano de enviar militares a su frontera con México, indicó.

“Como legislador y, desde luego, integrante del Estado mexicano, (quiero) manifestar nuestro rechazo absoluto y, desde luego, dejar claro que es inaceptable que el gobierno de Trump esté asumiendo una actitud de abierta conflictividad y confrontación contra el pueblo y el Estado mexicano”, apuntó.

Insistió en que es inaceptable que Donald Trump “asuma una actitud de conflictividad y confrontación contra México, con su amenaza de la militarización de su frontera sur”, cuando ambos países son vecinos y socios comerciales.

El líder parlamentario del PRD sostuvo que “el gobierno mexicano se ha visto muy tibio y hasta dócil ante las amenazas, las acciones y decisiones que está tomando el gobierno de Trump”.

“Es inadmisible que nos den un trato así, como país, como vecinos, como socios en un conjunto, en tratados, especialmente el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)”, sostuvo.

Subrayó que el mandatario norteamericano busca “establecer una situación, un escenario de fuerza, para que en el último tramo de la renegociación del TLCAN, México llegue prácticamente de rodillas”.

“Son amenazas reales cuando vienen de un vecino tan poderoso como Estados Unidos, con toda esta historia, de agresiones, de invasiones, de querer parecer y ser el policía del mundo, no podemos ni debemos admitirlo”, agregó.

Señaló que los problemas de migración “no se puede enfrentar de manera unilateral, por decisiones de un solo país, cuando tenemos estas relaciones de colaboración, y de socios comerciales, en muchísimas áreas de quehacer social”.

En su oportunidad, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Víctor Manuel Giorgana Jiménez (PRI), respaldó la postura del gobierno de México ante el anuncio del presidente Donald Trump de enviar militares a su frontera sur y afirmó que se debe ser firme, claro y determinante, y sin ceder a chantajes.

El legislador sostuvo que este anuncio es producto de la desesperación del mandatario estadounidense de querer forzar en México políticas migratorias que contravienen las disposiciones nacionales y que sí le sirven a Estados Unidos.

“La postura de México es la correcta en términos de que deben precisarse los alcances que van tener los militares en la frontera, porque tienen que respetar la frontera, la soberanía nacional y los ordenamientos estadounidenses, en el sentido de que no podrán hacer acciones policiacas”, apuntó.

Giorgana Jiménez insistió en que México está actuando con mucha ecuanimidad y está reiterando los valores y principios de su política exterior.

Consideró innecesario que haya mayor presencia del Ejército norteamericano en la frontera sur, ya que buena parte del presupuesto de Estados Unidos se destina a vigilar sus fronteras; además de que de los más de tres mil kilómetros de frontera que hay con México, mil 600 tienen valla construida.

“Que nos diga él (Trump) qué significa militarizar la frontera, si buena parte del presupuesto de Estados Unidos se dedica a cuidar sus fronteras, tanto en el norte como en el sur y particularmente lo que es la frontera con México. Las guardias fronterizas y las distintas agencias americanas hacen su trabajo”, precisó.

El diputado priista también se refirió a las recientes declaraciones del mandatario estadounidense de que el plan de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que protege a jóvenes indocumentados de la deportación, está «muerto» y de urgir a México a frenar las supuestas «caravanas» de inmigrantes que se dirigen al país vecino del norte.

Enfatizó que hay que tomar las medida en su justa dimensión, sin sobre reaccionar, ni asustarse o generar pánico en la población y, mucho menos, trastocar la línea fina de los entendimientos con Estados Unidos, sin embargo, dijo, tampoco hay que claudicar en la batalla.