Índice Político

FRANCISCO RODRÍGUEZ

La abrumadora mayoría de votantes del primero de julio y la población que respalda al nuevo gobierno con un inusitado 80%, registrado demoscópicamente hace unos días, piden como agua de mayo se ejecute en la administración la promesa de campaña consistente en el cambio de régimen.

No puede esperarse otra cosa. Nadie puede llamarse a engaño. Menos los que trataron de escamotear hasta el último minuto las tendencias electorales de‎ la mayoría, el sentido de su voto, la necesidad de expresarlo. La orden está dada, e involucra a todos los habitantes de este país, tan necesitado de justicia social.

El sentido de esa voluntad implica no sólo el cambio de los modos y maneras de ejercer el poder, de interpretar el objetivo social de las leyes‎, de tutelar en definitiva a los vulnerables e indefensos, de poner al servicio de la población la parafernalia de las instituciones conservadoras, sino fundamentalmente, de un régimen defensor de la independencia, la soberanía y los recursos naturales de la Nación.

Quitarle a los potentados el resguardo de la pomposa caravana de policías y agentes del Estado Mayor que los custodiaban hasta en sus domicilios, sus negocios, sus guaridas y sus gustos, es el ejemplo claro de lo que se busca, la vida en común de una sociedad civilizada, en lucha contra la ostentosa desigualdad.

Significa también la respuesta que el gobierno da a quién, a través de su director editorial en el diario El Financiero‎ expone con nitidez y amargura la posición de los seguidores de Salinas de Gortari . No tiene desperdicio el texto del chantaje que publicaron a principios de diciembre pasado:

“… quienes desean que este gobierno se hunda y que pronto entremos en crisis, suponen que es mejor que en unos cuantos meses el país se debata en un desastre financiero… que pronto las calificadoras nos bajen la nota; que el dólar se dispare incontrolablemente; que las tasas se vayan para arriba; que el empleo se desplome; que la inversión cese; que la inflación repunte. Que el desconcierto llegue a las calles… ¿ será que la cuarta transformación nos está transformando la realidad a todos?‎”. Fin de la transcripción exacta.

Las resistencias, por obedecer órdenes de financieros gabachos

En una obligada tercera persona, como siempre han actuado, dejaron la víbora chillando entre los desnortados financieros, torcieron los objetivos, dispersaron y distrajeron la opinión, alentaron la conspiración. Ellos siempre han apostado a los golpes financieros, a las huidas de los capitales, al mando del dólar sobre las conciencias.

Siempre lo han hecho, y siempre han sido los favorecidos con esas estratagemas. Ellos, los coyotes locales, los prestanombres del Imperio, han provocado las devaluaciones, transferido las ganancias a los paraísos fiscales, atizado las hambrunas, causado la represión, repartiéndose las ganancias.

Pero esta vez se van a estrellar con sus propias fantasías. Afortunadamente los coyotes locales no pueden provocar absolutamente nada. Ellos, los prestanombres de huarache, han actuado bajo consigna, para favorecer a los capitales externos,‎ para recibir los moches, el precio de su indignidad y de su falta de compromiso con México.

Todo lo que pueda provocarse vendrá de una orden exterior, de sus patrones del otro lado de la frontera. No será producto de la voluntad golpista de estos rastacueros del rancho grande. Si no obedecen las órdenes provenientes de allá, están fritos y pierden absolutamente todo lo mal habido.

Los políticos de EU no quieren atizarle al avispero en su patio de atrás

Y por lo que se puede observar, lo que necesitan los inversionistas de allá afuera es calma y estabilidad. No está el horno para bollos. Están enfrascados en su propia paradoja. Tienen un frente interno poderoso: la voluntad de Trump de reducir sus ganancias a base de un nacionalismo gabacho, antes de reelegirse en noviembre del 2020.

Todas las estrategias de la guerra del comercio externo estadounidense tienen ese objetivo, que a nosotros nos pasa a perjudicar por los términos de la dominación dependiente y estructural en la que nos pusieron ocho décadas de sumisión. ‎Cierto: cuando allá estornudan , es porque aquí ya nos dio pulmonía.

Y lo que menos requieren es atizarle al avispero en su patio de atrás. La actitud es la de amarrar sus perros, antes de que no tengan para dónde irse, pues es sabido que en todo el mundo civilizado ya se desconfía de la fortaleza del dólar, una moneda sin respaldo, sin reservas y con un déficit de trillones en las arcas chinas y japonesas.

Ellos saben que el único paraíso disponible es el nuestro. Nuestra geografía, tan mancillada por los empresarios del dólar, por los mandarines nylon que siempre han obedecido, agachados, cualquier instrucción que nos empobrezca cada vez más y agigante sus bolsillos.

AMLO no está sometido al dinero y a los chantajes de nunca acabar

‎En ese objetivo particular, nuestros políticos de cartón han empeñado sus vidas, han destrozado las interpretaciones constitucionales, han usado a la soldadesca, las corporaciones policíacas federales y locales, las magistraturas, las judicaturas de todos niveles, las gobernaciones de provincia, los carceleros y los custodios para aplacar cualquier grito de libertades civiles.

‎En ese cometido fueron expertos. Hasta se pasaron de la raya, como ahora mismo quieren hacerlo. Pero se enfrentan contra la voluntad popular de una población que llegó a la edad adulta, y ha decidido apoyar con su voto y su conducta política un cambio estructural de régimen, como lo prometido desde la campaña presidencial.

Al ver la avalancha que se les puede venir encima si intentan lo que desean, saben por medrosos y cobardes que oponerse a la transformación es suicida. Todavía tienen un sexto sentido que les avisa que ahora sí va en serio, que pueden perder todo, hasta la libertad que escamotearon a los demás a ciencia y paciencia, mientras han tenido el poder prestado.

Por eso mandan al frente a los títeres de su tinglado. Para ver si pueden hacer las maniobras sucias en las que no quieren ensuciarse las botas. Los prestanombres quieren seguir siendo los factótums, los intocables… y los favorecidos por el poder de las concesiones, regalos y prebendas que urdió el neoliberalismo rampante.

En el nuevo país ya no caben los beneficiarios del neoliberalismo

‎Los verdugos quieren seguir siendo los protegidos. Los que reciban estatuas, loas, loores , tributos de los mismos que han despedazado con sus decisiones. Hoy, ante el nuevo país saben que ya no caben. Que se han ido para nunca volver. Que el cambio de régimen supone el cambio del sistema presidencial sometido al dinero y a los chantajes de nunca acabar.

De hoy en adelante, sólo podrán tener participación en las empresas comunes con el Estado mexicano los inversionistas que estén dispuestos a producir y a arriesgarse con los impuestos del pueblo, no hay de otra. Ni una sola prebenda a los improvisados, prestanombres y testaferros, obedientes como perros de las causas contra el pueblo.

¡Todos contra la inmoralidad!

¡Todos por un verdadero cambio de régimen!

¿No cree usted?

Índice Flamígero: De autor anónimo, circula en redes el siguiente mensaje: “México es un extraño país en el que su gobierno:

“- Retiró pensiones a ex presidentes.

“- Bajó sueldos de altos funcionarios y Magistrados.

“- Exhortó a bajar el sueldo a legisladores.

“- Puso en venta el avión presidencial.

“- Aumentó las pensiones a adultos mayores.

“- Echó a andar el proyecto del Tren Maya.

“- El peso se ha apreciado.

“- Casi extermina el huachicol.

“- Corrió aviadores del SAT, y entre ellos a verdaderos trabajadores, pero que la carga era mucha para él.

“- Apoyó a damnificados de Nayarit.

“- Está a diario informando al pueblo.

“- Eliminó patrocinio millonario a la selección nacional.

“- Recortó gastos de publicidad y a medios chayoteros.

“- Eliminó la truculenta reforma educativa.

“- Ordenó auditoría al IMSS e ISSSTE.

“- Eliminó gastos médicos mayores a altos funcionarios entre otras prestaciones.

“- Eliminó apoyo a grupos delincuenciales, de apoyos partidistas como Antorcha Campesina y EZLN.

“Con un Presidente que rechazó vivir en la opulencia de Los Pinos y lo hizo museo, alguien que eliminó a los mafiosos del Estado Mayor Presidencial, firme en sus relaciones con Rusia y USA se tiene la aceptación de la comunidad internacional, etc., etc. Todo en un mes, comprobado y sin mentiras.

“En México hay extraños habitantes. Tan extraños que no se indignaron cuando murieron los bebés de la guardería ABC.

“No se indignaron cuando desaparecieron a los 43 estudiantes.

“No se indignaron cuando asesinaron y desplazaron a cientos de indígenas.

“No se indignaron cuando les dieron agua en vez de medicina a los niños enfermos de cáncer ni cuando se robaron miles de millones de pesos.

“No se indignaron cuando empezó la epidemia de mujeres asesinadas.

“Ni entonces ni ahora, y continúan como si nada, sin dignidad como el perro apaleado que le besa la mano a su verdugo de todos los días.

“Y ahora sí se indignan porque tienen que hacer fila para cargar gasolina y lloran a gritos creyendo que es el fin del mundo.

“México es tan extraño que existen aquellos mexicanitos de ocasión que ahora viven mediocremente esperando que le vaya mal al país para justificar sus viscerales ataques. Son esos seres extraños que si pudieran evitarían que México creciera en este sexenio.

“A veces para atrapar un pez, necesitas perder una mosca. Todo movimiento de crecimiento genera un cambio y un sacrificio, quien no esté consciente de esto, entonces es un pobre inculto, ignorante.

“Y precisamente hablando de ignorantes, algunos desean para este país la misma suerte de Venezuela, cuando Alemania, España, Suiza, Holanda y hasta el mismo Francia también son gobiernos populistas, pero como la naturaleza del mediocre es siempre ver hacia abajo, es más fácil para ellos caer en el fatalismo, que poner sus ojos en los que nos llevan la delantera.

“Si no tienes la inteligencia para notar la diferencia, entonces ten la humildad para aceptar que vives equivocado o la dignidad para no seguirte arrastrando.”

http://www.indicepolitico.com indicepolitico@gmail.com / @IndicePolitico / @pacorodriguez

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados