Ciudad de México 15 Mayo  (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).- Ante los cuestionamientos sobre supuestos altos salarios dentro del magisterio nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador respondió que ningún maestro gana más que el presidente y esos señalamientos son parte una “infamia” para desprestigiar a los maestros.

Durante su conferencia de prensa mañanera, el mandatario aseguró que este tipo de aseveraciones se realizaron para desprestigiar al magisterio y a pesar de esto y delas condiciones precarias, los maestros cumplieron con su responsabilidad.

No es cierto que haya un maestro que gane más que el presidente (…) Yo estoy ganando 108 mil pesos mensuales y hay una ley (…) establece que nadie puede ganar más que el presidente y se está cumpliendo. Incluso hay una controversia que está por resolverse en el Poder Judicial sobre ese tema, pero estoy absolutamente seguro que no hay ningún maestro que gane más que el presidente”.

Sobre las marchas que planea la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) este 15 de mayo por su desacuerdo con la nueva reforma educativa, el presidente López Obrador expresó que respeta sus derechos.

Aseguró que hoy mismo se dará a conocer el incremento al salario y prestaciones de más de 1.2 millones de docentes, aunque no dio detalles del monto que se acordó en las mesas SEP-SNTE.

El mandatario manifestó que el error de la «mal llamada reforma educativa» fue imponer algo que no fue consultado con los maestros ni con el pueblo de México, porque igual que otras reformas, “conocidas como estructurales, se impusieron desde el extranjero, la fiscal, laboral, energética, con otros propósitos”.

Durante su conferencia de prensa, el titular del ejecutivo dijo que las reformas en materia laboral, energética y educativa se impusieron desde el extranjero, ésta última con el propósito de dar inicio con la privatización de la educación.

Eso no pasará en este gobierno, vamos a respetar a los maestros de México, nunca se va a ofender como se hizo de echar a andar una campaña de desprestigio a su labor y se les culpó del atraso educativo cuando todos sabemos que las deficiencias en la educación obedecen a una serie de circunstancias y sobre todo a la situación económica y social de nuestro país, señaló el mandatario.