CIUDAD DE MÉXICO, 19 de febrero, (POLITIQUERÍAS/CÍRCULO DIGITAL).—  El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Francisco Martínez Neri (PRD), afirmó que la Secretaría de Educación Pública (SEP) “ejerce el gasto público de manera deficiente”, con base en el Informe de Resultados de la Cuenta Pública 2015, de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

“Sus programas carecen de información, indicadores, metas y no determinan la cobertura a atender ni tienen mecanismos para evitar duplicidades, evaluar sus alcances o determinar si llegan a los beneficiarios a los que buscan favorecer, lo que es sumamannte grave“, aseveró en un comunicado.

El también coordinador del PRD apuntó que la SEP habla siempre de los avances en infraestructura educativa, pero las obras que se realizan no corresponden con las necesidades diagnosticadas, por lo que su efecto o beneficio es prácticamente nulo.

En referencia al Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y el Gasto Operativo, señaló que la ASF detectó que uno de los problemas de mayor incidencia que ha impedido el cumplimiento de los objetivos son las causas de ausencia correspondientes a cambios de adscripción (51 por ciento) y personal no identificado por el responsable del centro de trabajo (17 por ciento).

Dijo que de las personas clasificadas como personal docente, únicamente el 82.9 por ciento representan el total del personal clasificado como docente y el 63.3 por ciento del total de personal adscrito a las Secretarías de Educación Estatal.

De las personas que desarrollan funciones administrativas (23.6 por ciento), directivas en centros educativos y de supervisión, no fue factible precisar cuántas de éstas desarrollan funciones en centros escolares en sus diversos niveles y modalidades, agregó.

En cuanto al programa de reforma educativa, señaló, la SEP no definió los mecanismos de coordinación para evitar la duplicidad de actividades en materia de mejoramiento de la infraestructura física educativa con el programa “Escuelas Dignas” del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed).

Ademas, la dependencia no identificó con precisión a la población objetivo, ni definió a los beneficiarios, ya que no se especificó el grado de carencia de las escuelas susceptibles de recibir el apoyo, de acuerdo con el Índice de Carencias por Escuela.

El diputado subrayó que no todas las obras de mejora en las condiciones físicas de infraestructura y de equipamiento realizadas en las escuelas participantes del programa correspondieron con las necesidades diagnosticadas, por lo que los apoyos otorgados por el programa no se focalizaron, en todos los casos, en abatir las carencias de infraestructura física y de equipamiento, lo cual incidió en que los niveles de atención de las carencias identificadas fueran marginales.

“(Por ello) persiste el riesgo de que la infraestructura física y el equipamiento de los planteles educativos de educación básica no sean adecuados para el proceso de enseñanza, en detrimento del aprendizaje de los alumnos”, sostuvo Martínez Neri.

Comentó que el programa de Inclusión y la Equidad Educativa en la Educación Superior también tiene observaciones, ya que de las 34 instituciones públicas de educación superior apoyadas, nueve no atendían a personas con discapacidad y/o que hablan alguna legua indígenas, y, además, a las 38 instituciones a las que se les aprobaron proyectos no fueron apoyadas, debido a la entrega extemporánea de los recursos del programa por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

“Como consecuencia, se dejó de atender a estudiantes en situación vulnerable y/o con discapacidad que requerían de los servicios educativos, y se desconoce la contribución del programa en el logro de una mayor cobertura, inclusión y equidad educativa de la población vulnerable y/o con discapacidad en la educación superior”, apuntó.

En cuanto al programa “Prospera”, en su Componente Educativo (educación básica), el líder parlamentario subrayó que no se ha logrado fomentar que el total de los integrantes de las familias beneficiarias en edad de cursar la educación básica se inscriban, concluyan ese nivel y transiten a la educación media superior, a fin de contribuir a que la población en pobreza ejerza el derecho social en educación.

Finalmente dijo que las becas de manutención en Veracruz no se realizaron, ya que el gobierno de ese estado no realizó el total de las aportaciones al fideicomiso de los ciclos escolares 2014–2015 y 2015–2016; y, el fideicomiso del estado de Veracruz, a la fecha de la auditoría (septiembre 2016), no ha realizado el reintegro a la Tesorería de la Federación.