PARÍS, 13 de diciembre, (ESFERA EMPRESARIAL / CÍRCULO DIGITAL).- Los inventarios de petróleo excedentarios caerán a principios del año próximo si algunos de los principales países productores de crudo miembros de la OPEP y Rusia cumplen su compromiso de reducir su producción, estimó hoy la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

En su reporte mensual sobre el mercado petrolero mundial, la Agencia, de la que forman parte los 30 países principales consumidores de crudo del mundo, estimó que los stocks caerán además por una recuperación de la demanda de petróleo más importante de la prevista anteriormente.

La Agencia revisó ligeramente al alza sus previsiones anteriores sobre la demanda global de crudo para 2017 que aumentará en 1.3 millones de barriles diarios, a un total de 97.6 millones de barriles diarios en total.

De acuerdo a sus nuevas previsiones, el crecimiento anual de la demanda aumentó también durante 2016, en 1.4 millones de barriles diarios, 110 mil barriles diarios más de los anticipados el pasado mes.

En ese escenario, el recorte de producción por parte del cártel de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y de Rusia, y de aumento de la demanda de crudo, podría producir un déficit de 600 mil barriles diarios en la primera mitad del año, estimó la AIE en su reporte.

Sin embargo, la agencia consideró difícil que se produzca esa situación por motivos logísticos y contractuales, indicó en su informe.

La Agencia precisó que, sin el acuerdo de reducir su producción por parte de los países de la OPEP y de Rusia, sus cálculos indican que el mercado mundial de petróleo, hasta ahora excedentario en oferta, entraría “en equilibrio” a finales de 2017.

“Pero la OPEP, Rusia y otros productores quieren acelerar el proceso”, añadieron los expertos de la AIE considerando que de cumplirse los recortes del cártel y de Rusia se podría producir un “déficit (de crudo) en la primera mitad de 2017”.

“Este no es un pronóstico de la AIE, es una asunción basada en números del acuerdo de la OPEP el 30 de noviembre, posteriormente reforzado por los productores no miembros de la OPEP”, añadió la AIE.