Contrafilo

*José García Segura

Está de moda apretarse el cinturón; es decir, ajustarse a los nuevos tiempos para proteger la economía nacional y  particularmente, la de cada uno de nosotros.

Y aunque los hombres del dinero afiliados a la Coparmex se negaron a firmar el “Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar” propuesto por el presidente Enrique Peña Nieto, los gobiernos federal, de los estados y municipales en las zonas metropolitanas de Guadalajara, Monterrey, Toluca-Metepec y  el Valle de México, comenzaron por bajar sueldos.

1.- El Gobierno federal aplicará medidas de austeridad, “incluyendo la reducción en 10% de la partida de sueldos y salarios de servidores públicos de mando superior” o lo que es lo mismo, de director general para arriba.

2.- Gobernadores de todos los partidos representados por la Conago se comprometieron a aplicar un plan de austeridad, ahorro y transparencia en el gasto público.

3.- Presidentes municipales del área metropolitana de Guadalajara (Guadalajara, San Pedro Tlaquepaque, Tonalá, Zapopan, Tlajomulco de Zúñiga, El Salto) harán «un frente común” en el que participaron además de los ediles, los diputados locales y federales.

4.- Presidentes municipales de la zona metropolitana de Monterrey (Monterrey,  San Pedro Garza García, San Nicolás de los Garza, Guadalupe, Apodaca,  Cadereyta, Santa Catarina, Escobedo y García)  acordaron “bajar el gasto corriente”, el sueldo de mandos superiores y aplicar descuentos del 4,6 y 8 por ciento en el impuesto predial y el agua.

5.- Ante el gasolinazo, los presidentes municipales de la zona metropolitana de Toluca (Toluca, Metepec, Zinacantepec) harían un ajuste al gasto corriente, sin precisar el monto.

6.- Jefes delegacionales y presidentes municipales de la zona metropolitana del Valle de México (CDMX, Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán, Coacalco, Ecatepec, Nezahualcóyotl) se sumaron al programa de austeridad “en solidaridad”.

La baja en los salarios oscila entre el 5 y el 10 por ciento.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) era “inaplazable e inevitable” ajustar los precios de las gasolinas Magna y Premium.

Según el secretario general de ese organismo, José Ángel Gurría Treviño y exsecretario de Hacienda de México, nuestro país “era el único” miembro que seguía subsidiando el consumo de combustibles.

En relación a las medidas emergentes para enfrentar el gasolinazo, como dice el refrán, “algo es algo, dijo el calvo cuando un pelo le salió”.

josegarciasegura@gmail.com