Ciudad de México 01 Diciembre (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-Actualmente, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atiende a casi 60 mil pacientes con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), y cada año registra hasta tres mil casos nuevos.

Por ello, explicó el doctor Héctor Patiño Rubio mediante un comunicado, el IMSS mantiene una campaña de prevención permanente, principalmente en el primer nivel de atención, en el que se le invita a los derechohabientes a realizar la prueba y, en caso de resultar portadores del virus, a iniciar el tratamiento inmediatamente para evitar complicaciones o desarrollar SIDA.

El tratamiento, refirió el jefe de la División de Mejora de Procesos en Segundo Nivel de Atención, consiste en terapia triple, dos inhibidores nucleósidos y un tercer agente, ya sea no nucleósido inhibidor de la proteasa o inhibidor de la integrasa, los cuales evitan la multiplicación del VIH.

Si el paciente tiene apego a sus medicamentos y se logra llevarlo a la indetectabilidad del virus, significa que contiene su replicación y no existen riesgos de complicaciones, como neumonía por pneumocystis carinii o sarcoma de Kaposi, señaló Patiño Rubio.

No obstante, detalló, el tiempo de tratamiento es variable, por ejemplo, “pacientes que se conocen portadores e inician tratamiento, en seis meses o menos llegan al estado de indetectabilidad, mientras que los que tienen complicaciones tardan un poco más”.

“Al iniciar tratamiento se les cita cada mes para surtir medicinas y vigilar el avance de enfermedades asociadas; con buen apego y cargas virales menores o indetectables, las citas son cada tres o seis meses, pensando que la vida del paciente ya no está en riesgo”, indicó.