CIUDAD DE MÉXICO, 19 de enero, (VIBRACIONES CAPITAL/CÍRCULO DIGITAL).—  La falta de argumentos sólidos no debe dar paso a la agresión verbal, diatriba, descalificación, o a la violencia física, aseguró Javier Bolaños Aguilar, presidente del Congreso de la Unión.

Al condenar la agresión de que fue objeto el diputado César Camacho Quiroz, dijo que “quien así procede no merece llamarse demócrata. No es con este tipo de manifestaciones como se construyen los cimientos de un sistema político que apunta a renovar sus instituciones de manera permanente”.

“La agresión al coordinador del grupo parlamentario del PRI, este día en la zona centro de la Ciudad de México, es reprobable, inaceptable y cobarde; es contraria a la evolución de la democracia mexicana, que permite asegurar con toda certeza que no debemos dar paso a la violencia física y sí ponderar el diálogo y el debate civilizados”, expresó Bolaños Aguilar.

“Debemos dar paso a la palabra hablada y escrita como elementos fundamentales para entendernos. No permitamos que la palabra se vaya. Recuperemos el diálogo y el acuerdo civilizados”, subrayó en un comunicado.

Bolaños Aguilar argumentó que todo acto de violencia en México es reprobable y envió su solidaridad al diputado César Camacho.

Reiteró todo el apoyo del Congreso de la Unión, “en donde se trabaja para que a través de la labor legislativa se logren acuerdos, se construyan mayorías en torno a propuestas responsables y se diriman discordancias con el diálogo y la concertación”.