TRAS LA PUERTA DEL PODER

Roberto Vizcaíno

 

El tema causa escozor a millones. Ahora, en tiempo de redes sociales y de nuevos sistemas de entretenimiento, con la aparición de Netflix y youtube, corren masivamente películas y documentales que nos han traído hasta la intimidad de nuestras salas, recámaras, estancias, los dramas y el acoso, discriminación infame, que en muchos casos termina en muerte violenta, de muchísimos hombres y mujeres que por lo que sea, buscan vivir una vida transgénero.

Esta situación genera todavía mucho rechazo social. Y comienza esencialmente por llamarse como han sido registrados en sus actas de nacimiento. Eso determina hasta hoy y para toda su vida su condición de género.

¿Cómo que la rubia se llama Pedro? ¿O ese moreno es María?

Sin entrar a debatir la cuestión sexual, lo cual no es el fondo, ¿o sí?, Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado y líder de la mayoría de Morena en esa Cámara recogió el reto y promoverá hoy una iniciativa que permitiría a hombres y mujeres trans presentarse ante el Registro Civil y cambiar su nombre de acuerdo al género que dicen representar.

Cubierto el trámite eso se reflejará en el resto de sus documentos oficiales lo cual terminaría no sólo con una frustración personal, sino con el bullyng social y con todos los abusos a que ahora son sometidos y sometidas quienes dicen llamarse de una forma y sus registros los presentan con otros nombres.

El más común es el aplicado por policías de calle, ministerios públicos, jueces civiles, o burócratas diversos, quienes terminan exigiéndoles “su moche”  o “pa´ sus chescos”.

Esta nueva iniciativa de Monreal, busca que el trámite de cambio de nombre sea rápido y sin mayores complicaciones.

Para ello se contempla reformar el Código Civil Federal a fin de que jueces del Registro Civil sean los encargados de ordenar las sentencias para el levantamiento nuevas actas solicitadas por quienes así lo deseen.

Para ello Monreal propone acotar en la iniciativa que la identidad de género “es la profundamente sentida experiencia interna e individual del género de cada persona, que puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento”.

Como requisito esencial, los solicitantes deben ser de nacionalidad mexicana, desahogar una comparecencia, y manifestar nombre, apellidos y los datos asentados en la primer acta, así como el nombre solicitado y el género auto percibido solicitado.

Esto, advierte el zacatecano, recoge una de las luchas más recurrentes y firmes de la comunidad transgénero que terminaría con muchos años de un trato abusivo e injusto “para ellos y ellas, ya que se les ha dificultado la rectificación de los trámites de actas de nacimiento”.

Para Monreal el tema no es ni moral ni ético, o de debate social, sino la solución de un problema jurídico que pone fin a situaciones de discriminación y rechazo por contar con un nombre y género con el que no viven en su día a día.

Monreal sabe que su iniciativa no podrá eludir el debate generado por la condición sexual de los transgénero, cosa que espera solucionar desde el punto de vista de soluciones jurídicas.

Así mujeres como Lady Tacos de Canasta, la más famosa muxe de la Ciudad de México, que viven las 24 horas del día, los siete días de la semana como mujeres, pero se han enfrentado a graves problemas de discriminación, podría tener mayor certeza jurídica, dice.

LE TOMARON ANTES EL PARTIDO

¿Y qué creen?, que un muy conveniente grupo de feministas llegó ayer temprano a las oficinas centrales de Morena, para impedirle tomar posesión de ellas a “un acosador” como lo es, afirman, Porfirio Muñoz Ledo.

No-pos-sí, diría mi santa y muy dicharachera abuela. Sobre todo ahora que a sus 87 años Muñoz Ledo no acosa ya a nadie ni con su conciencia.

No hay que ser muy suspicaz para entender que la “toma” fue una burda jugarreta de Mario Delgado -o alguien del equipo de este-, a fin de evitar que Muñoz Ledo se declarara y apareciera luego en los medios y redes sociales como “presidente legítimo” de Morena, y consolidara así la percepción ciudadana y mediática de que le ganó a Delgado.

Pero justo al promover la muy forzada toma de la sede de Morena -que por cierto es la casa de transición donde despachó Andrés Manuel López Obrador como presidente electo-, por las feministas, queda la confirmación de que Delgado lo hace porque Porfirio le ganó.

Lo cierto es que Muñoz Ledo trae de mecate corto a Delgado y va a estar en tibetano que lo pueda desplazar de la presidencia de Morena. Porfirio es más mañoso que el más torcido en la actual pradera de la política mexicana. Se sabe todos los trucos y malas artes partidarias.

Por lo pronto ayer, inocentemente, le pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador dejarlo actuar y darle su apoyo para potenciar lo que Morena puede llegar a ser bajo su dirección,

Acompañado por la senadora Ifigenia MartínezPorfirio no descartó de ninguna manera tomar posesión en los siguientes días, y en una sede alterna, de la presidencia de Morena.

Y reiteró que Delgado usa “millonadas”, “dinero sin límite”, en su pretensión de llegar a la dirigencia de Morena.

Sabe Muñoz Ledo que al pedirle pública, mediáticamente apoyo a López Obrador crea la percepción ciudadana de que el tabasqueño es quien domina y decide la elección de dirigentes en ese partido. Y que al insistir en que Delgado aplica millones de pesos en su intento por ser presidente de este partido, lo descalifica moralmente para serlo porque si gasta millones, entonces sus intenciones no son buenas, sino corruptas.

Porfirio sabe que mientras Delgado no lo deje tomar posesión de esa presidencia legítima de Morena, puede seguir manteniendo espacios en medios y golpeando y minando las posibilidades de Delgado.

Así que…

EL DE AMLO, DE LOS MÁS ACIAGOS…

Quien pasará a la historia reciente como uno de los relatores más persistentes del desastre lopezobradorista es sin ninguna duda su exsecretario de Hacienda el doctor Carlos Urzúa.

Así, desde la posición privilegiada de haber pasado por el círculo íntimo del tabasqueño no una, sino en dos ocasiones, Urzúa ha decidido no callar y por el contrario documentar desde su espacio semanal en El Universal paso a paso los errores en la toma de decisiones económicas de AMLO.

El de ayer, creo yo, fue uno de sus textos más precisos al advertirnos que “este sexenio pasará a la historia de México como uno de los más aciagos”.

Aciago: infausto, funesto, nefasto, adverso, azaroso… por si usted no leyó bien.

Urzúa considera que su apreciación define la “preocupante involución política que se está dando… mes tras mes, en nuestro país”.

Reconoce el exsecretario de Hacienda de AMLO que no todo es culpa de éste, porque México vive en medio de una crisis global, pero no puede eludir ser responsable de “los palos de ciego” que da en materia económica.

“¿Qué nos espera a los mexicanos en los siguientes cuatro años, los que aún restan para poder concluir este complicado sexenio?”, interroga Urzua.

Y responde:  “… hay ya varios indicadores muy preocupantes. Por ejemplo, la situación de pobreza extrema en México se incrementó en lo que va del año en un 50%: de 22 millones de mexicanos que estaban en situación de pobreza extrema a principios del año, ya hay ahora 33 millones”.

En medio de esta adversidad, sólo nos queda el circo montado por AMLO para distraernos, dice. Por eso recomienda irónicamente acercarnos “las palomitas”.

Dura reflexión.

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa