Sigue el baile de la manzanilla

Ya la hicieron en México los grandes inversionistas de tierras extrañas. En cuatro años se han apropiado de casi todos los grandes medios de producción que antes estaban en manos de mexicanos y en manos del Estado. Prácticamente, la industria del petróleo está ya privatizada y en manos de extranjeros. La usura, de no ser por los capitalistas asociados con Carlos Slim o con los grupos económicos de Monterrey y de Jalisco, está en manos de avaros extranjeros.

Corrupción dragoniana: Deuda quintuplicada y no hay obras

Azorado, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados descubre que el endeudamiento de estados y municipios de México se ha multiplicado por cinco durante los últimos años: pasó de cien mil a más de quinientos mil millones de pesos. Si alguien se mete a hacer un desglose encontrará la mano de El Rey de los Dragones y sus compinches de la tolucopachucracia.

Qué hacemos con la Economía

Sólo los analistas independientes alertan de los graves escollos a los que se enfrenta la marcha de la economía nacional. Una situación realmente gravísima. Los conductores de este país, encabezados por Peña Nieto, ni sudan ni se acongojan. Para ellos, todo marcha sobre ruedas y sobre una supercarretera. No hay broncas. Y hasta el actual gobernador del banco central se da el lujo de mandar al carajo a la confianza de los mexicanos, anunciando que se va a ganar el doble o el triple de lo que gana acá al Banco de Pagos Internacionales en Suiza. O sea que le vale la suerte de los mexicanos. No quería aceptar desde los años 80 que los empleados del FMI son apátridas. Y Agustín Carstens es empleado de ese organismo mangoneado por el Departamento del Tesoro estadounidense.

TLCAN: México, como condón usado

A estas alturas, nadie debe desconocer los efectos demoledores que los corruptos reptilianos que alguna vez pasaron por el sector público han provocado para acabar con el Estado mexicano y socavar cualquier esperanza de futuro. La corrupción sin límites fue escogida como su arma predilecta. Y, por consiguiente, corrompieron el TLCAN que, con cierta dosis de razón, Donald Trump quiere echar abajo.

¡Urge parar la militarización del país!

Por andar trastabillando‎, dando bastonazos de borracho a un peligroso panal de avispas sin consultarlo con nadie, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, el consorte de la dama del rebozo --hoy confeccionada a modo por Televisa para enjaretarnos una Presidente de la República-- soltó al Ejército a la calle para atemorizar a la población y asegurar el poder robado.