CIUDAD DE MÉXICO, 09 de febrero, (AGENCIAS / CÍRCULO DIGITAL).- Por Jorge Carrasco Araizaga. El jefe del Ejército Mexicano, el general de división Salvador Cienfuegos Zepeda, aseguró que “ante escenarios complejos”, las Fuerzas Armadas siguen siendo el “soporte para la viabilidad del país”, e igual llamó a “cerrar filas” en torno al presidente Enrique Peña Nieto frente a las presiones del exterior.

La sombra del presidente estadunidense Donald Trump, y su actitud hostil hacia México, entre ellas sus críticas a los militares mexicanos por no haber controlado a los narcotraficantes, marcó el discurso del general secretario de la Defensa Nacional con motivo del CIV Aniversario de la Marcha de la Lealtad.

Los militares mexicanos “no se amedrentan ante la adversidad”, dijo el general Cienfuegos en el Castillo de Chapultepec durante la ceremonia anual que recuerda la marcha con la que cadetes del Colegio Militar acompañaron al presidente Francisco I. Madero ante el golpe de Estado de Victoriano Huerta, en 1913.

Orador único en el acto donde estuvo Peña Nieto y representantes de los poderes Legislativo y Judicial, el divisionario aludió constantemente a las presiones de Trump hacia México.

“Ante escenarios complejos, las Fuerzas Armadas seguiremos siendo y dando prueba de que somos sólido soporte para la viabilidad del país”, dijo el general secretario a 48 horas de que junto con el secretario de Marina, Francisco Vidal Soberón Sanz, tuviera su primer diálogo con el nuevo jefe del Pentágono, designado por Trump, el general James Mattis, conocido como “Perro Rabioso” y principal autoridad militar durante la intervención de Estados Unidos en Irak y Afganistán.

El general Cienfuegos insistió en el “actual contexto nacional e internacional” y pidió a los mexicanos “que cerremos filas en torno a nuestro presidente, respondiendo al llamado que nos hizo el pasado 30 de enero (cuando se celebró el Centenario de la promulgación del Constitución), en el sentido de que la unidad nacional debe ser la piedra angular de nuestra estrategia y acciones” hacia dentro y fuera del país.

Luego aseguró que, “ante cualquier eventualidad”, la lealtad y la institucionalidad de las Fuerzas Armadas se mantienen sin contradicciones, engaños, mentiras o condiciones.

El jefe del Ejército también dijo que las Fuerzas Armadas están para defender la integridad, la independencia y la soberanía y la seguridad interior, en una clara alusión a la Ley de Seguridad Interior que cabildea en el Congreso para legalizar su actuación en el combate al narcotráfico.

También aseguró que los militares mexicanos están “alejados de pretensiones políticas”, son “respetuosos del Estado de Derecho y de los derechos de las personas” y dan un “respaldo absoluto a los gobiernos elegidos democráticamente y siempre sujetos al poder civil”.

Proceso