CIUDAD DE MÉXICO, 07 de febrero, (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).—  El senador Mario Delgado Carrillo aseguró que ante las movilizaciones ciudadanas el gobierno se vio obligado a echarse para atrás y detener el gasolinazo en Ciudad Juárez, donde el costo del litro de gasolina Magna bajó a $12.44 pesos y la Premium a $15.35.

“Después del brutal gasolinazo de Peña, los juarenses cruzaban al Paso, Texas para comprar sus combustibles, porque allá la gasolina es 40% más barata que en México. Debemos seguir su ejemplo de lucha y no rendirnos”, declaró Delgado Carrillo.

También, resaltó que desde el Poder Legislativo continua trabajando para revertir el gasolinazo. Razón, por la que ha pedido a los partidos mayoritarios en el Congreso que han condenado el aumento desproporcionado de los precios, modifiquen de inmediato la Ley de Ingresos.

“Debemos modificar la redacción de la Ley de Ingresos 2017 y eliminar la facultad discrecional que tiene la Secretaría de Hacienda, para lograr revertir y detener la política de gasolinazos impuesta por el Gobierno federal”, dijo, el senador por la Ciudad de México.

En este sentido, reprochó que cuando se da un alza al precio de las gasolinas el Gobierno señale que se debe a factores externos, pero cuando se mantienen los precios se lo atribuyen como si fuera un acto de generosidad, cuando con base en la metodología utilizada por la  propia Secretaría de Hacienda para definir los precios de los combustibles el precio de las gasolinas debió bajar.

“No aceptemos un trato diferente. Sí es posible revertir el gasolinazo y no permitir ni uno más.  Se pudo en Juárez, se puede en todo el país”, puntualizó el senador Mario Delgado