Ciudad de México, 02 Agosto (CDMX MAGACÍN).-Durante el Cuarto Foro: “Rumbo a la Ley de Espacio Público en #CDMX”, donde expertos discutieron una agenda y ruta de trabajo que incluya conceptos como el orden, la planeación, las conductas y los riesgos, se abordaron también las limitaciones y alcances, así como las facultades del Gobierno y de los ciudadanos, para el goce de estas áreas.

“¿Hasta dónde debe llegar la autoridad y hasta dónde debe hacerse a un lado la autoridad?, nos falta entender esta pequeña línea entre facultades de la autoridad respecto al Espacio, y el derecho de los capitalinos respecto a su entorno y en dónde tienen su propio patrimonio”, explicó Gabriela Salido Magos, presidenta de la Comisión de Uso y Aprovechamiento del Espacio Público.

María Teresa Ruiz, vecina de Polanco, señaló que una legislación de este tipo es un paso adelante hacia la mejora de la convivencia con identificación de zonas y de necesidades propias, las cuales, en la autoridad debe recaer la responsabilidad para responder a corto plazo, sobretodo, en términos mercantiles.

“Valdría la pena, a lo mejor en el Reglamento de la ley, tomar en cuenta esa clarificación de la ley y conceptos que muchas veces se quedan en lagunas y en discusiones entre vecinos y dueños de establecimientos mercantiles, quienes han abusado mucho”.

A nombre de los vecinos de Cuauhtémoc, Magda Hofmann, refirió que la mayor preocupación de las colonias es el impacto urbano que generan las grandes edificaciones, que son ejecutadas sin consulta ni sanciones contra quienes dañan los entornos. “Los programas parciales de desarrollo urbano no deben abandonarse, es un eje que debemos tener en cuenta para coordinar, ya dentro de un Concejo para ir avanzando en programas locales”.

El ciudadano Rogelio Pinto se pronunció por esquemas que ayuden a animar la participación social y blindar al mobiliario público de alteraciones y agendas de cada autoridad, respetando el origen y la naturaleza de los espacios.

“Necesitamos mobiliario urbano e intervenciones acordes a las colonias, es muy diferente Xochimilco que Polanco por ejemplo, las banquetas son muy distintas a las que hay en San Jerónimo, hay lugares en donde no hay banqueta, porque se acaba en el límite de las propiedades entonces ahí las gestiones son distintas”.

Para el arquitecto Oscar de la Brena, vecino de Azcapotzalco, aún persiste la ausencia de los gobernantes en los problemas del Espacio Público, situación que se vuelve complicada, porque hay particulares y terceros que invaden no sólo áreas comunitarias, sino propiedad privada. “El respeto es lo básico, si no tenemos respeto por las cosas y la gente, estamos desgraciadamente como en otros años, hay que incentivar más eso y que la gente se sienta más a gusto en el Espacio Público”.

Adriana Zenteno, activista ciudadana en Miguel Hidalgo, habló de la no planeación de la Ciudad y la falta de aprendizaje en los errores de los gobiernos, reduciendo así la participación ciudadana a opinar y proponer algo para ampliar sus alrededores.

“Queremos un espacio verde, un mínimo espacio de parque, un espacio que nos permita convivir y que no solamente se priorice el consumo, porque somos atractivos para la Ciudad, por centros comerciales, etcétera, todo es consumo y no hay unidades para el disfrute”.