Río de Janeiro, 19 Diciembre (Mensaje Político/CÍRCULO DIGITAL).- La previsión de crecimiento brasileño empeoró en las últimas semanas como consecuencia del recrudecimiento de la crisis política en Brasil, país que tras siete trimestres en recesión crecerá apenas 0.57 por ciento en 2017, según pronósticos publicados hoy.

El boletín Focus, del Banco Central de Brasil, tomado como una referencia que mide semanalmente el curso de la economía brasileña, señala que el Producto Interno Bruto (PIB) apenas crecerá 0.58 por ciento el próximo año.

La previsión de la semana anterior era que el crecimiento fuera del 0.7 por ciento, mientras que hace unos meses el propio Ejecutivo pronosticó un aumento del PIB del 1.5 por ciento, tras casi tres años de caídas continuadas que han provocado una contracción de la economía brasileña del 7.0 por ciento.

Para este año, la economía de Brasil caerá cerca del 3.5 por ciento, mientras el desempleo alcanzó en torno a los 12 millones de personas.

El retraso en la recuperación económica y el endurecimiento de la crisis política -en un contexto en que incluso el nombre del presidente Michel Temer fue mencionado por un alto delator a la policía como vinculado a los escándalos de corrupción destapados por la Operación Lava Jato- afectaron gravemente a las previsiones de Brasil.

El único dato macroeconómico de mejora de las perspectivas es el de inflación, que en 2015 llegó a superar el 10 por ciento, pero se espera que sea del 6.5 por ciento este año.

El Banco Central de Brasil ya señaló que, tras dos recortes de 0.25 por ciento en las tasas de interés bancario, podría seguir abaratando el precio del dinero con el objetivo de estimular la actividad económica.