CIUDAD DE MÉXICO, 11 de febrero, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).- Aunque en la recién publicada Constitución de la Ciudad de México existe un verdadero acervo feminista y reconocimiento a la perspectiva de género, éstas de nada servirán si en la legislación secundaria no se logran plasmar y exigir como derechos, aseguró el consejero electoral Carlos González Martínez.

Ante organizaciones feministas y promotoras de los derechos de las mujeres, el consejero del IEDF invitó a no dejar que la Constitución se vuelva un compendio de demanda y consignas. «Hagamos que la Constitución reivindique y sintetice la diferencia entre el país legal y el país real”, expresó.

Al participar en el foro «Análisis y perspectiva feminista, del centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos a la Constitución Política de la CDMX», el consejero advirtió que «de nada va a servir todo lo que se ha logrado si ahora no vamos a la legislación secundaria a vigilar que esos derechos se plasmen, y luego acudir a las instituciones a exigir que sean ejercitables y se hagan cumplir».

De manera particular propuso trabajar para que se refleje el artículo 27, apartado d, numeral 2, de la Constitución en las leyes secundarias. Dicho precepto establece que sin perjuicio de causales específicas, será nula la elección o proceso de participación ciudadana en el que se acredite la existencia de violencia política de género. “Si logramos una redacción adecuada para el Código Electoral y la Ley General de Sistema de Medios de Impugnación, le vamos a dar dientes al Instituto Electoral, al Tribunal Electoral y al Info DF para que eso no sea letra muerta”, aseguró el consejero González Martínez.

Concluyó que esa base constitucional es clave, al tiempo de recordar que la lucha feminista debe seguir siendo un movimiento de mujeres en el espacio público de la sociedad civil, agregándose dos contenidos: la participación de los hombres y la incidencia en las instituciones y las leyes.