CIUDAD DE MÉXICO, 24 de diciembre, (VIBRACIONES CAPITAL/CÍRCULO DIGITAL).—   La jefa delegacional en Tlalpan, Claudia Sheinbaum Pardo, hizo un llamado al Gobierno de la Ciudad de México para que con la Ley de Vivienda Social la construcción de vivienda esté acompañada de servicios como agua, drenaje y movilidad, para evitar que se saturen las diferentes zonas.

En entrevista, aseveró que no se pueden ir enclavando desarrollos inmobiliarios sin un proyecto integral en áreas donde no se tiene suficiente agua potable y se carece de drenaje pluvial adecuado.

Indicó que en la delegación se prevé construir tres desarrollos que implicarán la saturación de servicios con la edificación de mil 100 a mil 200 viviendas.

De ahí, dijo, la importancia de que esas edificaciones se realicen con responsabilidad y cuenten con impacto urbano.

La construcción de esas viviendas están programadas en la avenida Ruby, en San Andrés Totoltepec; en San Pedro Mártir y en la zona de Picacho Ajusco.

En ese sentido opinó que aun cuando está bien que se tenga vivienda social es importante que el Gobierno de la Ciudad de México y sus instituciones se hagan cargo del impacto.

Sheinbaum recordó que los sellos de protección civil colocados en el predio de la calle Ruby donde se construye vivienda continuarán hasta que cumplan con las medidas y condiciones de protección civil y reconoció que en los últimos cuatro años se han presentado nuevos asentamientos humanos, como el que se localiza en Lomas de Tepemecatl.

Aseveró que mientras como sociedad no se reconozca la importancia de las zonas de conservación no se avanzará en el tema.

En el caso de la delegación a su cargo mencionó que apoyan con algunos recursos productivos y de conservación y dialogan con los representantes de asentamientos irregulares y presidentes comunales y ejidales, para evitar más crecimiento.