CIUDAD DE MÉXICO, 07 de diciembre, (AZCAPO NOTICIAS/CÍRCULO DIGITAL).— Diputados de MORENA y vecinos de las colonias Acacias y Florida impidieron pacíficamente el trasplante de 14 árboles que pretendía realizar la Secretaría de Obras de la Ciudad de México en el camellón de Barranca del Muerto, a pesar de que está en proceso un segundo amparo para evitar esta acción.

Los diputados María Eugenia Lozano, Néstor Núñez, Darío Carrasco y Paulo César Martínez, acompañaron a vecinos de estas colonias para proteger los árboles que serían removidos hoy, porque esa zona ya ha sido muy dañada ambientalmente por los trabajos del deprimido Mixcoac.

La diputada María Eugenia Lozano lamentó que el Juzgado Décimo Sexto, Ricardo Gallardo Vara, permitiera que por un tecnicismo los pocos árboles que quedan en ese lugar fueran trasplantados. Ante esta resolución, aclaró que otro grupo de vecinos ya presentó ante otro juez otra solicitud de amparo para evitar más daños ambientales.

Informó que esto es resultado de la pésima planeación con que se ha realizado la obra del Deprimido Mixcoac, que ha sufrido múltiples cambios que se han tenido que efectuar en el transcurso de los trabajos por el mal diseño y su falta de cuidado. “Y todo eso a costa de la seguridad y los derechos de los vecinos”.

Explicó que por un tecnicismo, el juez ante el que se presentó un primer amparo, se permitiera el traslado de los árboles, sin importar el cuidado del medio ambiente. Por ello, explicó, se presentó la solicitud de un segundo amparo que no ha sido resuelto, por lo que pidió esperar a que concluya este proceso judicial.

Para ello, propuso la firma de un acuerdo para la suspensión temporal del trasplante de los árboles, pero las autoridades del gobierno capitalino se negaron a signarlo.

Ante esta situación, vecinos y diputados acordaron mantener guardias permanentes para evitar que los árboles sean removidos en la clandestinidad.

La legisladora solicitó a los trabajadores que trataran a los árboles con cuidado y que se determinara bien de donde los removían, porque «los tendrán que regresar a ese mismo lugar».

Eugenia Chávez, vecina de la colonia Florida, quien con otros vecinos interpuso un amparo el 30 de junio pasado, lamentó que por un tecnicismo en su propuesta, se pusieran en riesgo árboles y palmeras que tenían más de 40 años y que han servido de barrera contra la contaminación y el ruido vehicular, protegiendo a los vecinos de la zona de estos agentes contaminantes.

Irma Olivo, vecina de la colonia Acacias, quien interpuso un amparo hace menos de un mes en contra de la tala, derribo y trasplante de los árboles de la avenida Barranca del Muerto, declaró que el juez del Juzgado Décimo Sexto, Ricardo Gallardo Vara, cometió un atropello a sus derechos al resolver que su recurso de amparo era el mismo que el de los otros vecinos.

«Nuestro amparo hablaba de trasplante y el de ellos no. No nos conocíamos, pero ahora ya estamos juntos, ahora nos vamos a organizar y ojalá que el juez no se tarde en enviar nuestro recurso de revisión al magistrado correspondiente, porque desde el inicio del juicio se notó que el caso no le interesaba. Simplemente ni siquiera leyó nuestro expediente y no vio la palabra trasplante.»

La diputada María Eugenia Lozano señaló brindará la asesoría necesaria a los vecinos que interpusieron el segundo amparo para garantizar el ejercicio de sus derechos que el juez mencionado está pisoteando.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados