CIUDAD DE MÉXICO, 10 de diciembre, (POLITIQUERÍAS / CÍRCULO DIGITAL).- El diputado federal Abel Murrieta Gutiérrez consideró necesario que se recaben más datos, principalmente sobre las corporaciones policiacas, para tener conclusiones importantes sobre la puesta en marcha del nuevo Sistema Penal Acusatorio en México.

El integrante de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados planteó que la falta de información adecuada e indicadores de calidad para evaluar su ejecución son problemas que se presentan con la implementación de ese modelo.

Durante la primera reunión del Grupo de Trabajo encargado de evaluar y dar seguimiento al funcionamiento y operatividad del Sistema Penal Acusatorio en la República Mexicana, comentó que actualmente los indicadores sólo se basan en carpetas de investigación.

Sin embargo, dijo Murrieta Gutiérrez, muchos hechos no llegan a ser considerados y la población no denuncia otros tantos.

De ahí la necesidad de conocer las cargas de trabajo, particularmente de las policías preventivas, pues son las más numerosas y las que tienen más problemas para procesar la información que se requiere para el nuevo sistema, argumentó.

Indicó que “ahora sólo nos envían una ‘numerología’ de miles de casos que están resolviendo, pero desconocemos, por ejemplo, cuántos de ellos son graves”.

El legislador priista expuso tres principales ejes que ayudarán a estar al tanto de la ejecución del sistema de justicia: indicadores de policías, de procuradurías y de actores importantes involucrados en la práctica de ese sistema.

En el caso de los policías, explicó, se requiere el conocimiento de casos o hechos probablemente delictivos, la clasificación por tipo penal probable y por faltas administrativas, los cometidos con o sin delito, la homologación de las partes policiales y los asuntos turnados a las procuradurías por parte de los elementos.

En cuanto a la información de las procuradurías, detalló que se deben conocer los asuntos de los que tengan conocimiento y la forma en la que se supo de éstos, es decir el parte informativo, denuncia o querella directa, incompetencias y llamadas o denuncias telefónicas.

Además es necesario saber acerca de los casos canalizados a medios alternos o a agentes del Ministerio Público, sucesos resueltos por clasificación por probable delito, asuntos sin resolución, resueltos, judicializados, sin judicializar y sus resoluciones.

Respecto a los actores que inciden en el sistema de seguridad, abundó, se tiene que consultar a presidentes municipales, secretarios de seguridad, comisarios, tribunales, policías y jueces.

También consideró que se debe preguntar a la sociedad civil para que, más que hablar de fallas, externe una opinión.

Los legisladores del grupo de trabajo Arturo Santana Alfaro, del PRD; Alfredo Basurto Román, de Morena, y Hernán Cortés Berumen, del PAN, coincidieron en que se debe obtener información por medio de quienes trabajan en la ejecución del nuevo sistema penal, a fin de obtener un balance de su desempeño y, en tal caso, robustecerlo.