CIUDAD DE MÉXICO, 21 de febrero, (POLITIQUERÍAS / CÍRCULO DIGITAL).- Los diputados perredistas seguirán trabajando en defensa de los mexicanos que viven en Estados Unidos, por lo que «desde el Congreso haremos nuestra parte, porque nos pronunciamos a favor de respaldar una política integral en materia de relaciones exteriores», sostuvo líder de esa bancada, Francisco Martínez Neri.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) dio a conocer que insistirán en la estrategia de fortalecer el mercado interno a través del aumento del salario mínimo, pues consideró que «es momento de mirar hacia dentro del país y reactivar la compra de productos mexicanos».

Por separado, legisladores de esa fuerza política advirtieron que será necesario impulsar desde el Poder Legislativo un plan de acción con opciones inmediatas y urgentes que permitan al país hacer frente a los problemas derivados de las políticas del gobierno de Donald Trump.

El vicecoordinador de los diputados perredistas, Jesús Zambrano Grijalva, adelantó que su partido se allegará de las propuestas y reflexiones que, sobre el tema, tienen especialistas de la sociedad civil, la academia y del gobierno.

Detalló que se pondrá especial atención en las políticas públicas para atender la situación de los trabajadores migrantes.

«El fenómeno de las deportaciones masivas se ha convertido en una verdadera crisis que no solamente involucra a mexicanos en los Estados Unidos sino también de otras nacionalidades, y debemos encontrar opciones inmediatas, alternativas urgentes para plantearlas, manejarlas como parte de un plan de acción de diputados», expuso.

Informó que este martes hubo una reunión previa con representantes de la sociedad civil de México y de Estados Unidos, quienes aportaron elementos y expusieron a los legisladores el sentido de la situación, y también les hicieron saber sus consideraciones y propuestas.

Al respecto, José Luis Pérez Canchola, Investigador de la Academia Mexicana de Derechos Humanos, advirtió que México debe declararse «Territorio de Libre Tránsito» para demostrar a Estados Unidos que nuestro país también puede aplicar acciones de peso.

En su oportunidad, Carlos Armando Arango, director de Casa Aztlán en Chicago, Illinois, Estados Unidos, consideró que la victoria de Trump en el gobierno estadunidense abrió un nuevo paradigma no sólo para México, sino para los connacionales que radican en ese país al poner en marcha una política de deportaciones masivas, particularmente hacia gente de habla hispana.