CIUDAD DE MÉXICO, 31 de enero, (VIBRACIONES CAPITAL/CÍRCULO DIGITAL).— La diputada Arlette Muñoz Cervantes (PAN), integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores, afirmó que el momento de crisis que se vive frente a Estados Unidos, “es una buena oportunidad” para que México fortalezca la relación de intercambio comercial con Alemania.

“La solidez económica de la nación europea, reflejada en su crecimiento sostenido de los últimos siete años y sus niveles récord de superávit en 2015 y 2016 la colocan como una de las economías con mejor prospectiva para hacer frente a un posible vacío que dejaría la derogación del TLCAN o un replanteamiento que no contribuya con el desarrollo de nuestro país”, indicó en un comunicado.

La también presidenta del Grupo de Amistad México-Alemania recordó que hoy México constituye el principal socio comercial de Alemania en América Latina, lo que ha permitido la instalación de empresas como Grupo Modelo, Bimbo y Cemex en territorio alemán.

Asimismo, indicó, se han instalado mil 800 empresas alemanas en el país, cuya inversión directa acumulada asciende a 25 mil millones de euros, de acuerdo con la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria (Camexa).

En términos de la balanza comercial a finales del 2016, «las importaciones con Alemania alcanzaron los 13 mil millones de dólares y en exportaciones tan sólo 3 mil 900 millones de dólares, lo que pone en evidencia la necesidad de aumentar la capacidad de exportación de México».

Resaltó que en días recientes el Ministro de Relaciones Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, expresó de manera pública que Alemania entrará en los mercados mundiales que Estados Unidos abandone, “lo cual prepara un terreno fértil para que México desarrolle una estrategia comercial con el motor económico de la Unión Europea, en respuesta ante la política económica de Donald Trump”.

Muñoz Cervantes refirió que, de acuerdo con datos del Observatory of Economic Complexity (OEC), el país cuenta con la fuerza de manufactura automotriz necesaria para incrementar las exportaciones de autos y autopartes hacia Alemania, que en 2016 fue de poco más de 54 mil unidades.

Apuntó que, además del sector de teléfonos inteligentes y equipos de cómputo, se deben explorar nuevas áreas en las que el país es productor líder para engrosar un intercambio comercial que hoy en día abona más de 17 mil millones de dólares.

Destacó que en el campo mexicano existen sectores que puedan aprovecharse para ensanchar dicho intercambio comercial, como la producción de café orgánico, aguacate y papaya, sectores en los que México es productor líder a nivel global y regional.