CIUDAD DE MÉXICO, 11 de diciembre, (AGENCIAS / CÍRCULO DIGITAL).- Muchas personas piensan que para cuidar su iPhone solo necesitan colocarle protectores de pantalla y fundas. Sin embargo, este dispositivo, que va con nosotros a todas partes, requiere cuidados más especiales.

El portal MacDigger da a conocer los 10 errores más comunes que la mayoría de los usuarios de iPhone cometen con sus equipos sin saberlo. Si deseas alargar la vida de este dispositivo, sigue las siguientes pautas.

Usar una batería externa barata. La mayoría de estos accesorios están hechos de materiales de peor calidad y su uso frecuente estropea su dispositivo.

Estar siempre conectado al Wi-Fi o Bluetooth. Desconéctelas si no las usa. Esto evitará la pérdida de energía almacenada y mejorará el rendimiento de su batería.

Usarlo a temperaturas extremas. La exposición a temperaturas que no estén comprendidas entre los 0 y los 35 grados centígrados puede ser peligrosa para su dispositivo. Si lo deja bajo el sol puede explotar.

Dejarlo cargando toda la noche. La batería se deteriora más rápido cuando se carga hasta el 100%. Se recomienda desconectar su dispositivo inmediatamente después de que se complete la carga.

Descargarlo hasta el 0% y cargarlo hasta el 100%. Las baterías modernas de litio se deterioran con esta práctica. Lo óptimo es que funcione en un rango comprendido entre el 50% y el 80% de carga.

Utilizar cargadores no originales. Aunque los cables de carga originales cuesten más y se estropeen antes, utilizar uno pirata puede salirle muy caro a su batería.

No limpiarlo. Si la hendidura de carga contiene demasiado polvo, el dispositivo se puede dañar. Se recomienda limpiarla con palillos de dientes o bastoncillos.

Llevarlo en la mano. El iPhone provoca el 40% de los robos callejeros en todo el mundo, así que tenga cuidado cuando lo utilice en lugares públicos.

Permitir su localización a todas las aplicaciones. Utilice la localización solo cuando le sea imprescindible; de lo contrario, su batería se descargará el doble de rápido.

Cargarlo en el coche. Durante el proceso su dispositivo es sometido a un sufrimiento infernal por una fuente de alimentación no estable y que cambia de voltaje.