• DEBE DESTERRARSE EN EL IEMS Y EN TODO EL PAÍS, EXIGEN

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de febrero, (AMPRYT / JOSÉ SOTO).—El Sindicato de la Unión de Trabajadores del Instituto de Educación Media Superior (SUTIEMS), una vez más denuncia el infame e inhumano outsourcing, terciarización laboral o subcontratación de trabajadores.

Este modelo neoliberal de subcontratación debe desaparecer por su carácter leonino, explotador e incluso anticonstitucional, que atenta contra la vida digna de los ciudadanos de este país.

Prueba de ello, son nuestras compañeras trabajadoras de intendencia del IEMS, quienes reciben salarios miserables, no tienen acceso al IMSS, ni tienen vacaciones ni prestación alguna, además de que frecuentemente se les asignan tareas fuera de sus funciones y les impiden, con chantajes y amenazas, participar en la vida de las comunidades de las preparatorias o ser siquiera simpatizantes de este sindicato.

Por si esto fuera poco, desde el año 2016, alrededor de 50 compañeras fueron despedidas por organizarse para exigir sus derechos y hasta la fecha no han sido reinstaladas.

El caso más lamentable es el de la compañera Guadalupe Avianeda de 86 años, también despedida injustificadamente, pues no ha sido reinstalada y mucho menos pensionada como correspondería, por el contrario, fue echada a la calle hace más de un año.

El SUTIEMS ganó ya hace varios años el laudo del expediente 332 (antes E6), en el cual se promueve la basificación para este y otros sectores de trabajadores del IEMS, pero las autoridades, a través de maniobras leguleyas y tácticas dilatorias, se han negado a cumplir con dicho laudo a cabalidad, negando a estas trabajadoras la contratación de manera directa, lo cual sí es posible, como ya lo demostró la propia cámara de diputados contratando de manera directa a sus trabajadores de intendencia.

El outsourcing, o cualquier otra forma de terciarización laboral, significa un retroceso en las conquistas laborales de nuestro país. El gobierno federal pregona que el estado debe ser austero y que su prioridad son los más pobres y vulnerables. Sin embargo, es sabido que es más oneroso contratar a una empresa para que ésta contrate a los trabajadores, que si se les contratara directamente.

Madres trabajadoras, las más afectadas

Además, en el IEMS, este tipo de subcontratación afecta principalmente a madres trabajadoras, madres solteras y personas de la tercera edad. Es sabido que este tipo de compañías subcontratistas suelen ser empresas “fantasma” que incluso tienen nexos con empresas factureras o de simulación fiscal, las cuales ya están consideradas por la ley actual como una forma de crimen organizado.

Por todo esto, el SUTIEMS hace un llamado al Presidente Andrés Manuel López Obrador, al Senado de la República, a la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum y a la Directora General del IEMS, Silvia Jurado, a tomar acciones contundentes contra esta forma de esclavitud moderna; condenamos enérgicamente la existencia de la terciarización contractual en nuestro país y exigimos el cumplimiento del laudo del expediente 332.

Demandamos que el gobierno de la llamada Cuarta Transformación (4T) cumpla su promesa de acabar con el pernicioso outsourcing de una vez por todas, para avanzar en la dignificación del trabajo de todo el pueblo mexicano.

¡No a la regulación del outsourcing, sí a su desaparición!

¡Por educación y trabajo dignos!

Comité Ejecutivo del Sindicato de la Unión de Trabajadores del Instituto de Educación Media Superior del Distrito Federal (SUTIEMS)