CIUDAD DE MÉXICO, 15 de febrero, (POLITIQUERÍAS / CÍRCULO DIGITAL).- La Comisión de Asuntos Migratorios que preside el diputado Gonzalo Guízar Valladares (PES) aprobó, sin cambios, dos dictámenes de minutas que el Senado de la República envió a la Cámara de Diputados, con el fin de garantizar trato adecuado a niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados, y modificar periodos de alojamiento de personas migrantes extranjeras que ingresaron a territorio nacional sin contar con la documentación necesaria.

El dictamen sobre la minuta con proyecto de decreto que reforma el primer párrafo y las fracciones I a III del artículo 112 de la citada Ley, menciona que México enfrenta un complejo problema migratorio como país de tránsito que lacera a la sociedad nacional e internacional.

Precisa que se deberá canalizar de manera inmediata a la niña, niño o adolescente no acompañado o separado al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, a los sistemas estatales o municipales o de la Ciudad de México que corresponda, donde se les proporcionará protección y asistencia adecuadas en algunos de los albergues para la infancia públicos o privados y autorizados por el DIF.

Durante los lapsos que las niñas, niños y adolescentes migrantes extranjeros no acompañados se encuentren en una estación migratoria en tanto se les traslada a instalaciones del Sistema DIF Nacional, Estatal, municipal o de la Ciudad de México que corresponda, deberá asignárseles un espacio distinto al del alojamiento de los adultos.

El diputado Jorge López Martín (PAN) consideró importante aprobar el dictamen tal y como lo envía el Senado. Propuso solicitar un informe al Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (INAFED), respecto a qué acciones y que establecerá de manera coordinada con los municipios para garantizar, se trabaje en acciones concretas en favor de los niños migrantes.

El segundo dictamen reforma el artículo 111 de la misma ley. Modifica los periodos de aseguramiento de personas migrantes extranjeras que se internan a territorio nacional sin contar con la documentación necesaria, para evitar que estos lapsos se prolonguen por semanas o meses y se violen los derechos.

Se reforman los párrafos primero y tercero y la fracción V de la Ley de Migración, para que la autoridad migratoria instrumente medidas cautelares y alternativas necesarias, a fin de que las personas extranjeras sujetas a un procedimiento administrativo migratorio no sean privadas de su libertad.

Lo anterior, cita el documento, debido a que en 2012 se detuvieron y “alojaron” en estaciones migratorias y en lugares habitados más de 85 mil personas, cifra que ha aumentado hasta rebasar con más del doble, la capacidad de las 32 estaciones migratorias y estancias provisionales, donde además del hacinamiento e insuficiencia de servicios y condiciones dignas elementales, se suma una prisión preventiva de facto que, legalmente, va de 15 a 60 días.

El diputado Gonzalo Guízar dijo que ésta “es una reforma más bien de forma, mínima, sencilla, que consideramos ya, en el análisis previo que se hizo, de gran trascendencia, por el contenido que trae en materia de los extranjeros”.

El secretario de la comisión, Gerardo Cordero Lerma (PAN), explicó que la propuesta de la iniciativa es para que las personas no sean retenidas por el Instituto Nacional de Migración. Además, se reduce el plazo de alojamiento a un plazo no mayor de 8 días.

En la fracción V, que originalmente cita que el alojamiento de los extranjeros en las estaciones migratorias no podrá exceder de 60 días hábiles, se modifica para que no exceda de 20 días hábiles, con el fin de que se respeten los derechos humanos y no sean retenidos más del tiempo necesario, afirmó.

En otros asuntos, y ante las medidas que el gobierno de Estados Unidos ha implementado referente a la situación de los migrantes mexicanos, la Comisión de Asuntos Migratorios exhibió un video que preparan en el cual da a conocer su posicionamiento respecto a los migrantes deportados.

En el video, los diputados integrantes de la comisión señalan que las medidas del gobierno de Donald Trump están centradas en la amenaza de expulsión, sin mayor defensa legal o consideración humanitaria, por lo cual, es imperativa, la unidad nacional.

Se menciona que los legisladores estrecharán el trabajo con organizaciones de mexicanos en Estados Unidos que permita definir acciones legislativas a realizar; entablarán comunicación permanente con diversos parlamentos de otros países para verificar si existen violaciones a los derechos humanos en las posibles deportaciones y proceder en consecuencia.

Además, vigilarán que en los acuerdos internacionales que ha suscrito el país o de los cuales forma parte, en materia de derechos de migrantes, deba prevalecer y denunciar las violaciones a los derechos humanos de los posibles deportados o compatriotas que radiquen en Estados Unidos.

Los diputados exhortan al Poder Ejecutivo de las entidades del país y de la Ciudad de México, para que en el marco de sus atribuciones legales implemente programas, acciones y medidas administrativas a favor de los migrantes que permitan su reinserción social, económica, cultural y política del país.

En estos días por venir, indican, el país exige unidad nacional, suma de trabajos, esfuerzos y visión de altura de todas las fuerzas políticas y sociales que sin ventaja u oportunismo, con la auténtica política de estado, trabajemos por los intereses supremos de la nación.

Sobre este tema, el diputado Gonzalo Guízar propuso realizar un congreso a nivel nacional que asistan todas las partes involucradas en asuntos migratorios. “Un congreso de todas las comisiones de los diferentes estados que sirva para retroalimentarnos”.

“Vale mucho la pena proponer un congreso de todas las comisiones locales de asuntos migratorios en las entidades federativas convocadas por la comisión nuestra, un congreso que nos retroalimente, que escuchemos las partes locales que viven también de manera muy específica el fenómeno migratorio”, afirmó.

Como parte del trabajo que se realiza para ayudar a los migrantes, mencionó que en términos legislativos, la Comisión subió a tribuna una ley sobre fondo de migralidad en el que se piden mil millones de pesos, los cuales se podrían tomar de los subejercicios fiscales que hay de las dependencias y entidades de la administración pública federal.

“Hemos tenido reuniones en Chicago, Houston, California, San Salvador y Guatemala, y en su momento daremos un informe”, añadió.

El diputado Juan Antonio Ixtlahuac Orihuela (PRI) propuso formalizar reuniones con sus homólogos estadounidenses para que el Congreso Mexicano, y en especial, la Comisión de Migración eleve una proclama y exprese el sentimiento político sobre lo que está pasando.

Nora Liliana Oropeza Olguín, también priista, afirmó que “los migrantes no son delincuentes, son gente buscando en Estados Unidos el provenir de sus familias pero desafortunadamente los están viendo como delincuentes”, por ello, nos reuniremos con los consulados en Estados Unidos para apoyar a los afectados.

Su compañero de bancada, Hugo Daniel Gaeta Esparza, expresó que la Comisión de Asuntos Migratorios ha hecho un trabajo distinguido y relevante a favor de los migrantes, y solicitó trabajar junto con las comisiones de Asuntos Frontera Norte y Frontera Sur y de Relaciones Exteriores, para no hacerlo de manera aislada.

Jorge López Martín (PAN) pidió crear un grupo de trabajo que se coordine con el gobierno federal y gobiernos estatales, sobre todo los que tienen frontera con Estados Unidos, para establecer acciones y encontrar soluciones concretas y específicas en este tema.

La panista María Luisa Sánchez Meza comentó que los legisladores trabajan la posibilidad de reunirse con autoridades de la Secretaría de Hacienda a fin de tratar asuntos presupuestales para apoyar a los migrantes.

Felipe Reyes Álvarez (PRD) pidió que el gobierno federal, las Comisiones de Relaciones Exteriores y de Migración, se reúnan para trabajar en una sola ruta y articular una estrategia general.