CIUDAD DE MÉXICO, 30 de noviembre, (AZCAPO NOTICIAS/CÍRCULO DIGITAL).—  En el marco del Coloquio Los Sistemas de Alerta Temprana en la Ciudad de México a la Luz del Marco del SENDAI para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, de la ONU, los diputados de Morena, Ana Juana Ángeles Valencia, Paulo César Martínez López y Luciano Atlacomulco Oliva, se comprometieron a presentar iniciativas de Ley que mejoren el desempeño de Protección Civil en las 16 delegaciones, así como de la Secretaría del ramo del Gobierno de la Ciudad de México.

Durante la inauguración del Coloquio sobre Sistemas de Alerta Temprana, los diputados de Morena, destacaron que este diálogo con la ciudadanía tiene como objetivo coadyuvar en la prevención y protección de la Ciudad de México y respondieron a los asistentes que impulsarán que Protección Civil regrese a manos de la ciudadanía porque fue la sociedad quien la creó.

Hoy, aseguraron, Protección Civil es rehén de la burocracia por lo que es urgente regrese al núcleo familiar, a las comunidades, a la sociedad civil organizada porque es justamente ahí donde nace la gestión del desastre.

Salvador Cervantes Hernández, secretario Técnico de la Comisión de Protección Civil de la Cámara de Diputados, a propuesta de los ciudadanos, afirmó que es ineludible que Protección Civil regrese manos de la sociedad porque justamente ahí fue donde surgió tiempo después de los sismos de 1985 y no como una propuesta gubernamental durante su intervención en el Coloquio.

En tanto, el ponente Hugo Hernández Bocanegra sostuvo que las Alertas Tempranas deben ser locales, vecinales y familiares y que es urgente transitar de la Protección Civil a la Gestión Integral del Riesgo, que la Ciudad de México y las 16 delegaciones cuenten con un Atlas de Riesgo y con Sistemas de Alerta Temprana de manera local, vecinal y familiar.

Los diputados recordaron que al desaparecer de la Ley de Protección Civil de la Ciudad de México el mínimo de experiencia de tres años con que deben contar los titulares de Protección Civil delegacional deja la puerta abierta para que esos cargos sean destinados a sus compadres y amigos porque desde los niveles más altos del gobierno de la Ciudad de México no se tiene conciencia de la gestión del riesgo, de ahí que Protección Civil de la Ciudad de México, sea más reactiva que preventiva.

En ese sentido hicieron un llamado urgente al Gobierno de la Ciudad de México para que tome en cuenta los riesgos que implica cada decisión que toma y convocaron a todos los grupos parlamentarios de la ALDF para que analicen a fondo la normatividad en materia de Protección Civil en las delegaciones, porque son áreas de suma importancia que deben ser dirigidas por personal especializado

Ante este esquema, los legisladores se comprometieron a fijar posturas más sensibles a las demandas ciudadanas y proponer mejoras a la respectiva Ley a través de iniciativas que presentaran en el siguiente periodo ordinario tomando en cuenta las demandas ciudadanas.

Destacaron que a propósito de la Cumbre de Alcaldes del C40 que se lleva a cabo en el Centro Histórico, señalaron que esta debe verse más como una oportunidad de crecimiento y no comoun evento más para la foto y el relumbrón.

La Cumbre que reunirá a 70 alcaldes de todo el mundo, que discutirán medidas para avanzar en soluciones urbanas al cambio climático y compartirán políticas y programas, en los que se incluyen edificaciones con eficiencia energética, sistemas de transporte con bajas emisiones de carbono, crecimiento verde y la resiliencia al clima, son realidades que ocurren en otras latitudes y no en la capital del país, subrayaron.

Hicieron notar que las ciudades juegan un papel fundamental en el combate al cambio climático por ser concentradoras de la mayor carga poblacional por lo que se deben mejorar las Alertas Tempranas Ambientales.

En ese contexto, afirmaron que inaceptable que las construcciones de mega centros comerciales, habitacionales de lujo, líneas del Metrobús, del Deprimido Vehicular Insurgentes Mixcoac y del Tren Interurbano México-Toluca, hayan provocado la tala de al menos 56 mil 553 árboles durante las últimas dos administraciones.

Dieron a conocer que existe un listado de 121 casos, de 2011 a 2015, respecto a los proyectos donde la Dirección General de Regulación Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente del Gobierno de la Ciudad de México, autorizó el derribo de árboles.

Con estas acciones simplemente el Jefe de Gobierno no contribuye al mejoramiento ambiental y mucho menos realiza acciones para evitar el calentamiento global como lo consagra la Cumbre de Alcaldes C40.

Por otro lado, afirmaron es necesario contar con un Atlas de Riesgo de la Ciudad de México, para el cual fueron destinados 103 millones de pesos en las últimas dos administraciones por lo que se debe conocer de qué manera se han utilizado esos recursos públicos.

Precisaron que también es necesario contar con un Reglamento de Construcciones actualizado porque el suelo de la Ciudad de México se ha trasformado a pasos agigantados por la excesiva extracción de agua para suministro y por la afectación a los mantos freáticos por las grandes obras que requieren de cimentaciones profundas.