CIUDAD DE MÉXICO, 01 de diciembre, (AZCAPO NOTICIAS/CÍRCULO DIGITAL).—  Sería inaceptable que MORENA aprobara el Presupuesto de Egresos 2017 de 191 mil millones de pesos propuesto por el gobierno de la ciudad, advirtió César Cravioto, coordinador del grupo Parlamentario de ese partido en la Asamblea Legislativa. Por fortuna, agregó, PRI y PAN sostienen la misma posición, esperamos que la mantengan.

Por tratarse del último año de la administración capitalina, subrayó, el Presupuesto 2017 tiene una muy especial importancia, toda vez que es la última oportunidad en el sexenio de verdaderamente atender las necesidades de la población.

En relación con el alza de recursos a las delegaciones, Cravioto señaló que si se logra incrementar el presupuesto a 225 mil millones, entonces las demarcaciones podrían resolver las necesidades básicas de su población. Entre otras, explicó Cravioto Romero, debe orientarse el gasto a satisfacer las necesidades de salud, educación, vivienda, desarrollo económico y zonas rurales, a las cuales se pretende reducirles el gasto.

En la comparecencia del secretario de Finanzas ante el Pleno de la Asamblea, el grupo parlamentario de MORENA manifestó, asimismo, su desacuerdo con la propuesta de 191 mil 178 millones de pesos para el Presupuesto 2017 que propone Miguel Ángel Mancera para la Ciudad de México, y exigió conocer el monto estimado del cierre total de ingresos del sector público de la Ciudad de México para 2016, tal como lo ordena en su artículo 40 la Ley de Presupuesto y Gasto Eficiente del Distrito Federal.

La diputada Aleida Alavez Ruiz, en representación de la bancada de MORENA aseguró que dicha información no se encuentra en los documentos que entregó el secretario de Finanzas. Agregó que conocerla es relevante, pues el presupuesto que propone el jefe de gobierno es una cantidad inferior a la recaudada hace tres años, cuando, de acuerdo con la Cuenta Pública correspondiente, se obtuvieron 195 mil 598 millones de pesos. También es inferior a los 214 mil 647 millones recaudados en 2015 y, de acuerdo al Informe de Avance de las Finanzas Públicas enero-septiembre del 2016, el cierre de ingresos de este año no será menor de 225 mil millones de pesos.

La legisladora de MORENA refutó que exista un recorte en los recursos de origen federal, por el contrario, dijo, la Ciudad de México va a recibir mayores recursos federales a los aprobados en 2016.

Esto sin contar las modificaciones a favor que se registraron entre la Iniciativa de Ingresos Federales del presidente Peña y la que aprobó la Cámara de Diputados. “Allí hay un dinero adicional que no se está contando”, subrayó la diputada.

Alavez Ruiz lamentó que la propuesta del jefe de gobierno no tenga solidez técnica ni ética, y que la subestimación de las metas sólo revela la intención del Ejecutivo local de preservar el poder, al asignar de manera discrecional los cuantiosos recursos del contribuyente cumplido.

Entretanto, su compañero de bancada, Raymundo Martínez Vite calificó como lastimoso que los recursos que ingresan a las arcas del erario no se destinen a cubrir las principales demandas ciudadanas como la generación de empleos y el fortalecimiento de la economía local.

Por el contrario, dijo, al comparar con el Presupuesto 2016, se disminuyen mil 128.9 millones de pesos a entidades de transporte, 998.5 millones de pesos a la Secretaría de Obras y Servicios, 421.7 millones a la Secretaría de Desarrollo Económico, 222.4 millones de pesos al Instituto de Vivienda, 133.9 millones a la Secretaría de Movilidad, 91.3 millones de pesos a entidades de Obras y Servicios. 80 millones de pesos al Fondo Ambiental Público, 63.5 millones a la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, 33.3 millones de pesos a la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades, 35 millones a la Secretaria del Trabajo y Fomento al Empleo, y 26 millones de pesos a la Secretaría de Educación.

El diputado criticó que, por el contrario, haya incrementos de mil 598 millones de pesos a las cajas de previsión de la Policía Auxiliar, lista de raya y preventiva; mil 109 millones a la Secretaría de Seguridad Pública, 762 millones de pesos a órganos de gobierno y autónomos, entre ellos, el Tribunal Superior, Consejo de la Judicatura y el Instituto Electoral; 408 millones de pesos a la Secretaría de Gobierno, 225 millones de pesos a la de Finanzas y 185 millones de pesos a la Oficialía Mayor.

Tendencia que, a decir del legislador, demuestra “la miopía existente en la conducción de la política: por un lado, la fiscal, pero también en la aplicación de los criterios de prioridad en la distribución presupuestal. De esta manera no se puede contribuir a contrarrestar la acentuada pobreza de millones de capitalinos, ni mucho menos el rezago económico en que sobreviven”.

Agregó que esta distribución inequitativa se padece más tarde cuando se les dota a los delegados de ampliaciones presupuestales para cubrir conceptos que son ineludibles, lo que genera una ruta que promueve una dependencia de las delegaciones al área central.

Para concluir, el diputado dijo que como órgano legislativo debemos dar el ejemplo de austeridad y reducir en mil millones de pesos el presupuesto de la Asamblea. Es una vergüenza decirle a la ciudadanía que hemos aumentado en 80 millones nuestro presupuesto, de por sí gravoso.

Martínez Vite exhortó a las otras fuerzas políticas a aprobar un presupuesto por 225 mil millones de pesos, de los cuales 12 mil millones de pesos, de los 35 mil millones de diferencia entre la propuesta de MORENA y la del jefe de Gobierno, deben asignarse a las 16 delegaciones; al Metro, compra de suelo para el Instituto de Vivienda y construcción de vivienda de interés social, 4 mil millones de pesos a cada rubro; para suelo de conservación y agua potable, 2 mil millones a cada uno; mil 500 millones para la UACM; mil millones para metrobús y mil más para el Programa de Atención a Adultos Mayores; 500 millones de pesos para el Sistema de Transportes Eléctricos; 500 para Inmujeres; 500 para el sector salud; 400 millones para el IEMS y 400 para comedores comunitarios; 250 para pueblos originarios, 200 millones para desarrollo rural; 200 para parques y 200 más para mercados; 150 millones para fomento agrícola; 150 para el Instituto del Deporte y, finalmente, 50 millones de pesos para la infraestructura de movilidad peatonal y bicicleta.