CIUDAD DE MÉXICO, 21 de febrero, (CDMX MAGACÍN/CÍRCULO DIGITAL).—  Al instalar la Comisión Especial para revisar adquisiciones del gobierno federal, su presidenta, diputada Claudia Corichi García (MC), afirmó que es fundamental dar seguimiento a las adquisiciones de medicamentos y seguros médicos privados para la administración pública federal.

Es necesario vigilar “las compras de medicamentos, que tiene recurrencia de observaciones por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), y la adquisición de seguros de gastos médicos privados para la administración pública federal, donde se han erogado en los últimos años más de tres mil millones de pesos”, indicó.

La presidenta de la Comisión Especial para dar seguimiento a los procesos y resultados de las compras del gobierno federal, señaló que esta instancia jugará un rol fundamental en la fiscalización de los procesos de compras del Ejecutivo federal.

La también secretaria de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación comentó que propondrá las medidas necesarias para hacer eficiente y transparente el proceso de contratación.

Se pretende “llevar a cabo un análisis sobre la competitividad o eficiencia de los procedimientos de contratación, con la inclusión de un mayor número de variables y con el apoyo de aliados estratégicos, para dar a conocer los resultados y presentar las mejores opciones de modificación y corrección que se deban hacer a estos procesos”, asentó.

Refirió que “el gobierno federal gasta alrededor de 800 mil millones de pesos, cada año, en comprar diversos materiales o servicios y contratar obra pública”.

Agregó que cerca de dos tercios de esos recursos se concentran en Petróleos Mexicanos (Pemex), la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Si se incluyen a las entidades federativas, se pueden contabilizar otros 160 mil millones de pesos, expuso.

Corichi García apuntó que la instalación de la Comisión Especial cobra relevancia en este año, ya que en términos políticos está reciente la entrega de la revisión de la Cuenta Pública 2015, se avecina el cambio del titular de la ASF y el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) tendrá que instaurarse.

“La fiscalización constituye un instrumento de gran utilidad para que cualquier gobierno haga un mejor uso de los recursos, es una inversión con alto rendimiento social que coadyuva a erradicar la corrupción, la cual se detona principalmente por la discrecionalidad en el ejercicio público”, puntualizó.

Durante la reunión de la Comisión Especial se acordó solicitar una reunión con la ASF, a fin de contar con información actualizada de lo que se ha observado en lo que va de esta administración respecto a las compras que ha hecho el Ejecutivo federal.