CIUDAD DE MÉXICO, 04 de febrero, (VIBRACIONES CAPITAL/CÍRCULO DIGITAL).—  En la instalación del grupo de amistad México- Hungría, su presidenta Rocío Díaz Montoya (PRI) se manifestó en favor de que ambas naciones refuercen sus lazos de fraternidad que han permanecido durante más de cuatro décadas, desde que iniciaron relaciones diplomáticas.

“Hablar de amistad entre países en estos tiempos cobra una relevancia sin precedentes, ya que los mexicanos estamos viviendo un clima de tensión con nuestro vecino y socio más importante”, expresó.

Recordó que a poco más de 40 años de lazos diplomáticos entre Hungría y México se establece este grupo de amistad fundado con respeto mutuo a la cooperación y el intercambio de experiencias que fortalezcan nuestras coincidencias y se obtengan beneficios para las dos naciones.

Manifestó su agradecimiento y reconoció el programa de becas que el gobierno de Hungría pone a disposición de estudiantes mexicanos que quieran realizar estudios de licenciatura, doctorado y otros cursos en las universidades de su país y, con ello, obtener la capacidad para integrarse a un mercado competitivo y especializado.

La industria farmacéutica, la automotriz, el turismo, y lo relacionado con la telefonía celular y pantallas planas, son las ramas que más han crecido entre México y Hungría, resaltó.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Víctor Manuel Giorgana Jiménez (PRI), expuso que los grupos se constituyen con el propósito de fomentar la diplomacia parlamentaria que une a los pueblos, aprender mutuamente el uno del otro y conocer los casos de éxito de políticas y acciones que se han desarrollado.

El contexto internacional es verdaderamente cambiante, desafiante, especialmente a partir de decisiones populares democráticas que se expresaron en Europa de manera muy puntual en el Reino Unido a partir de su decisión del Brexit; también, por lo que vivimos recientemente en los Estados Unidos y del planteamiento y la amenaza, la postura del presidente de esa nación de crear, de fundar un nuevo orden internacional teniendo como referencia los intereses de los Estados Unidos.

Se trata de una visión que colapsa y enfrenta al resto del mundo, un proteccionismo a ultranza, nacionalista -dice él,- amenazante por supuesto, xenofóbico, radical y extremista con los mexicanos particularmente, pero también con todo el mundo, apuntó.

Afirmó que estos grupos de amistad sirven para compartir visiones, evitar que gobiernos como el estadounidense siga creciendo en el resto del mundo, lastimando la buena vecindad y los buenos entendimientos.

El coordinador del grupo parlamentario del PRI, diputado César Camacho, expresó que esta amistad puede ser valiosa entre ambas naciones, que aunque distantes geográficamente, tienen valores en común, y uno de ellos es el aprecio por la democracia.

La representación política aquí y en Hungría entraña siempre una gran responsabilidad, porque es tomar decisiones en nombre de los representados y los márgenes de maniobra no son muy amplios, y la posibilidad de equivocarse menos. La falibilidad humana siempre está presente pero se tiene que hacer el mayor de los esfuerzos por interpretarlo correctamente.

Subrayó que la expresión partido tiene como prefijo “parte”, todos representamos a una parte de la sociedad, pero lo que se intenta hacer es construir un espacio de neutralidad partidaria, donde todos se sientan cómodos para tomar buenas decisiones. “Sí nos importan los partidos, pero por encima nos importa la nación mexicana”.

Ha sido muy afortunado para esta Cámara de Diputados instalar e integrar los grupos de amistad, porque por allí empiezan los arreglos de la política, indicó.

La diputada panista, Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, expresó que ambas naciones tiene muchas coincidencias en educación, turismo y economía, por lo que este grupo de amistad permitirá enriquecer los lazos diplomáticos y de desarrollo, a fin de lograr mayores beneficios para los habitantes de México y Hungría.

El presidente de la Asamblea Nacional de Hungría, Lászlo Kövér, dijo que a lo largo de los dos últimos años nacieron siete acuerdos de cooperación entre ambos países, y de momento cinco convenios están en la fase de negociaciones de distintas instituciones mexicanas y húngaras.

Hay vínculos entre los dos pueblos a través de la historia, de los objetivos y el amor por la libertad, porque sus relaciones son estrechas tanto en el ámbito político, como en el de la cultura, la educación y la economía.

Consideró de suma importancia la palabra amistad y que este grupo desde hoy simboliza la unión de los dos pueblos, ya que se constituye entre los órganos de la representación popular elegidos por ambos países.

La parlamentaria húngara, Mónika Bartos, presidenta del grupo de amistad Hungría- América Latina, señaló que éste representa la oportunidad para abrir el mundo a los diputados, brindarles la posibilidad de conocer a los países, su cultura y sobre qué sueña la gente de ese lugar.

En su turno, el embajador de Hungría en México, Iván Medveczky, resaltó la importancia de instalar este grupo de amistad, ya que a través de la diplomacia se logrará fortalecer la cooperación entre los dos países.

Destacó que la visita de los altos funcionarios de su país demuestra el compromiso que se tiene por estrechar los vínculos diplomáticos con México.

El director general adjunto para Europa Central y del Este de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Alejandro Macías Ortega, manifestó que actualmente se enfrentan retos importantes, y los grupos de amistad permiten encararlos mejor gracias al contacto entre las naciones.

Hungría es un país hermano con el que se han tenido vínculos muy estrechos a lo largo de 43 años de relación y se busca aún más fortalecerlos, concluyó.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados