CIUDAD DE MÉXICO, 29 de noviembre, (AZCAPO NOTICIAS/CÍRCULO DIGITAL).—  El pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) realizó hoy un llamado respetuoso al Congreso de la Unión a limitar los permisos para la portación de armas de fuego y de uso exclusivo del Ejército y definir, de manera inmediata, que tener una de éstas de manera ilegal es un delito grave que habrá de perseguirse de oficio y sancionarse.

En un punto de acuerdo presentado por la diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Elizabeth Mateos Hernández, se establece que en ninguna sociedad la pertenencia de los referidos artefactos ha contribuido a disminuir la incidencia delictiva, sino que “retratan la muerte, ya que si bien no matan o no se disparan solas, sí sirven para ello, lo cual lleva a cuestionar si se debe facilitar que cualquiera las dispare”.

Manifestó que lo correcto es que los gobiernos de todos los niveles, las fuerzas del orden y los sistemas de procuración y administración de justicia realicen su trabajo para hacer cumplir “la fuerza de la ley y de la razón, no la fuerza o la razón de las armas”, pues la portación de éstas producirá mayores conflictos en casos como un choque, debido a la cantidad de tiempo que tendrán los conductores de ambos vehículos de encontrarse frente a dicha situación.

La presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables en la ALDF expuso que de acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, seis de cada 10 homicidios son cometidos con algún tipo de arma de fuego y en el primer semestre de este año ocurrieron 9 mil 413 asesinatos dolosos en el país, de los cuales, 5 mil 586 fueron con algún tipo de arma de fuego, cantidad que equivale a mil 569 muertes en promedio por mes, 52 por día y dos cada hora.

Asimismo, citó que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reveló que el año pasado 61.7% de las muertes violentas sucedieron a partir de agresiones con arma de fuego, 94 personas fallecieron por agresiones de rifle, escopeta o arma larga y 204 recibieron impactos de arma corta.

Señaló que el senador perredista Zoé Robledo presentó en la Cámara alta, una iniciativa para modificar el artículo 19 constitucional, a fin de que la posesión de armas de uso exclusivo del Ejército o ilegales sea considerada como un delito grave que amerite prisión preventiva, misma que debe ser resuelta a la brevedad para reducir la venta de ellas.

La vocera de la fracción parlamentaria del PRD en la ALDF mencionó que entre 13 y 15 millones de armas ilegales de todo tipo, modelos y calibres, circulan en México y se calcula que 46.7% de las armerías de Estados Unidos dependen exclusivamente de la demanda que existe en territorio nacional.

Finalmente, agregó que si repartiéramos todas las armas ilegales que existen en nuestro país implicaría que en Querétaro, Morelos, Durango, Zacatecas, Quintana Roo, Aguascalientes, Tlaxcala, Nayarit, Campeche, Baja California Sur y Colima cada persona, desde los bebés hasta los adultos mayores tendrían un arma.

El diputado José Alfonso Suárez del Real y Aguilera del partido Morena dijo que no es con la regularización de la portación de armas como vamos a resolver nuestros problemas de inseguridad en el país.” Lo único que puede parar la inseguridad es la prevención del delito”, aseguró.