Ciudad de México, 18 Octubre (CDMX MAGACÍN).-La diputada de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, Leticia Varela Martínez, destacó la urgencia de dejar de ver el tema del agua como una mercancía para dar paso a acciones que permitan fomentar la cultura del cuidado para evitar el derroche, pues existen colonias privilegiadas de algunas alcaldías, incluida la Benito Juárez, donde el consumo por habitante llega a ser hasta de 250 litros por persona al día cuando en otras zonas apenas subsisten con 20 litros diariamente.

“Desde el punto de vista de la sustentabilidad y de la equidad social, se trata también de uno de los más absurdos fracasos el desechar un recurso que cae libre del cielo, para reemplazarlo por exactamente la misma agua traída desde lejos, que es caro, ineficiente y un derroche de energía inadecuado para las necesidades de la población”, subrayó.

Al participar en el foro virtual de parlamento abierto para la Alcaldía Benito Juárez denominado Hacia una nueva Ley en Materia de Aguas de la Ciudad de México, organizado por la presidenta de la Comisión de Gestión Integral del Agua del Congreso capitalino, Guadalupe Aguilar Solache, la legisladora Leticia Varela habló de la problemática que enfrenta la distribución del vital líquido en las 56 colonias que conforman la demarcación territorial.

Señaló que colonias como Portales, Narvarte, Niños héroes, Nativitas, Miravalle, entre otras, han padecido también de escasez y mala calidad del agua; “El problema del acaparamiento y la mala distribución del agua no solo es un problema de alcaldías como Iztapalapa, Milpa Alta y Tláhuac, por mencionar algunas”, agregó.

La representante popular dijo que, al ser considerado el derecho al agua como un derecho humano, “es de vital importancia que las autoridades de la alcaldía redoblen esfuerzos para que ninguna persona habitante de nuestra demarcación se quede sin poder ejercer su derecho de acceso al agua y para ello se requiere mayor inversión en obras públicas en materia de red de agua potable y alcantarillado para las vías secundarias que la conforman”.

La diputada Leticia Varela afirmó que otro fenómeno que ha impactado considerablemente el abastecimiento y distribución del agua es el relacionado con los cárteles inmobiliarios que operan en la Alcaldía de Benito Juárez, “bajo el cobijo y encubrimiento de funcionarios de administraciones que van y vienen y que pertenecen al mismo grupo político”.

Puso como la ejemplo la construcción de la Torre Mitikah en el pueblo de Xoco, un rascacielos con más de 267 metros de alto distribuidos en 62 pisos, en los cuales se tiene pensado albergar para uso exclusivo de sus residentes amenidades como fitness club, spa con alberca semi olímpica, parque acuático, áreas para niños, áreas para eventos y esparcimiento, entre otras.

Este complejo de departamentos es catalogado como el más grande de Latinoamérica, situación que impactará en gran medida el acceso al agua en todas las colonias aledañas a este inmueble, como el pueblo de Santa Cruz Atoyac, Acacias y Portales, agregó.

“Pero ese es sólo un ejemplo de los cientos de complejos inmobiliarios que se han construido en las últimas administraciones delegacionales ahora llamadas alcaldías. De acuerdo con versiones periodísticas, a enero del 2018, se tenía un registro de más de mil 200 obras para vivienda”, indicó.

Para la legisladora de Morena la autorización desmedida de construcciones ha convertido a la Alcaldía Benito Juárez en un foco rojo “pues en poco tiempo el problema del agua se agudizará y se volverá insostenible debido al desbordamiento demográfico que ocasiona la construcción desmedida de complejos habitacionales que cuentan con amplias cisternas, acaparando el agua en detrimento de aquellas casas unifamiliares que no cuentan con almacenamiento”, advirtió.

En su participación, la diputada por las Alcaldías de Benito Juárez y Coyoacán resaltó la preocupación de las autoridades locales para atender la problemática del agua, y “afortunadamente el Gobierno de la Ciudad de México, encabezado por Claudia Sheinbaum Pardo, ha invertido recursos, como nunca, que permitirán la sectorización y renovación de tuberías en vías primarias que datan incluso del Porfiriato”.

“Se hace evidente el compromiso del proyecto de la Cuarta Transformación que tiene como objetivo garantizar un derecho humano, considerado como llave correspondiente al del acceso, disposición y saneamiento del agua, sin importar que este tipo de obras no sean tan visibles para la comunidad pero sí necesarias para satisfacer una necesidad tan básica como es la del agua, por lo que desde el Congreso de la Ciudad de México seguiremos trabajando para garantizar a las y los juarenses agua suficiente y de calidad, que permita su sano desarrollo”, concluyó.