CIUDAD DE MÉXICO, 08 de febrero, (CDMX MAGACÍN/CÍRCULO DIGITAL).—  El coordinador de los diputados del PRI, César Camacho, afirmó que legisladores de todos los partidos políticos deben estar presentes en el llamado “cuarto de al lado”, durante la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En las negociaciones comerciales, “históricamente se ha instalado lo que llaman ´el cuarto de al lado´, ya que los gobiernos no podrían negociar algo relacionado con los empresarios si éstos no están” en el proceso, dijo a la prensa tras participar en un foro sobre escenarios y perspectivas de la relación México-Estados Unidos.

“Es el tiempo de que en el ´cuarto de al lado´ también estén los legisladores de todos los partidos, porque, más temprano que tarde, se tendrá que ratificar un nuevo tratado, para lo cual se requerirá al Senado, o se necesitarán normas secundarias que desarrollen legislativamente lo que se acuerde”, indicó.

“De modo que si estamos (en la renegociación del TLCAN) desde el primer momento, no para sustituir a nadie, sino para respaldar las causas nobles que son de los mexicanos, creo que puede haber mejores augurios”, añadió el líder priista.

César Camacho sostuvo que es amplísima la agenda en las discusiones del TLCAN, que integran México, Estados Unidos y Canadá, y que está en vigor desde enero de 1994.

“Tienen que abarcar muchos de los aspectos que he mencionado, como el comercio, la migración, el tráfico de personas, la seguridad hemisférica que tanto les debe importar a los estadounidenses, como nos importa responsablemente a nosotros, por esta frontera de más de tres mil kilómetros”, apuntó.

El líder parlamentario aseveró que estos son momentos difíciles y retadores, y que al mismo tiempo abren oportunidades, en referencia a la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos.

Comentó que las relaciones entre ambos países nunca han sido sencillas, pero hoy se vive uno de los momentos más desafiantes.

“Somos las y los mexicanos amigos del pueblo estadounidense, éste es un momento difícil, pero no podemos, ni ellos ni nosotros, depender de una sola voluntad”, añadió.

Dijo que la Constitución Política da al Presidente de la República la facultad de dirigir la política exterior, “pero siendo jefe de Estado no puede, no debe estar solo y ambas cámaras del Congreso de la Unión tienen tareas complementarias, exclusivas, y en común”.

“Sin perjuicio de tener una agenda doméstica de muchos asuntos, nada sencillos, pendientes, en este momento, establezcamos la agenda de los mexicanos que solidifique la posición del presidente (Enrique) Peña (Nieto) y que el Congreso, la Cámara de Diputados, no sea sencillamente una observadora”, expuso.

También comentó que los legisladores pueden tender puentes con sus homólogos de Estados Unidos y Canadá, y resaltó la importancia de retomar en junio próximo la reunión interparlamentaria México-Estados Unidos.

El foro sobre la relación México-Estados Unidos fue convocado por las comisiones de Relaciones Exteriores, de Economía y de Asuntos Migratorios, así como el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (Cesop) de la Cámara de Diputados.