CIUDAD DE MÉXICO, 25 de enero, (POLITIQUERÍAS/CÍRCULO DIGITAL).—  El presidente Enrique Peña Nieto debe reconsiderar su visita a Washington, prevista para el 31 de enero, si se advierten señales de prepotencia o sometimiento en la reunión de este miércoles entre funcionarios de ambos países, afirmó el presidente de la Comisión Permanente, Javier Bolaños Aguilar.

Los titulares de las secretarías de Relaciones Exteriores (SRE), Luis Videgaray Caso, y de Economía (SE), Ildefonso Guajardo Villarreal, se reúnen en Estados Unidos con asesores del presidente Donald Trump, para abordar temas en materia comercial y de migración, entre otros.

“Si de estos encuentros que se están dando, en este día, se percibiese una señal de prepotencia o de intento de sumisión a nuestro país, haciendo prevalecer los intereses de Estados Unidos, entonces a mí me parece que el titular del Ejecutivo federal, nuestro Presidente, tendría que considerar la visita que tiene programada a los Estados Unidos”, externó en conferencia de prensa.

El también presidente de la Cámara de Diputados afirmó que la decisión del presidente Donald Trump de formalizar la construcción del muro fronterizo, mientras los funcionarios mexicanos se reúnen con miembros de su equipo, “lastima la buena diplomacia que debe existir entre ambos países”.

“Es un anuncio que nada tiene que ver con un jefe de Estado, más bien pareciera ser un anuncio de quien quiere empezar a imponer condiciones en la construcción de una mesa de negociaciones (entre México y Estados Unidos)”, aseveró Bolaños Aguilar.

El diputado presidente expresó el respaldo institucional del Congreso de la Unión, particularmente de la Cámara de Diputados, al jefe del Ejecutivo federal.

“Debemos tener la convicción y la claridad de que el respeto a nuestro Presidente lo debemos hacer valer todos, que el presidente Peña Nieto cuenta con el Congreso mexicano, cuenta con las diputadas y los diputados de esta Cámara, que, sin ninguna duda, hacemos un solo equipo, para respaldar esto que es el primer acercamiento con nuestro vecino del norte”.

Reiteró su apoyo a la postura de los secretarios Videgaray Caso y Guajardo Villareal de que la salida de México del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es una posibilidad, si a México no le favorecen las condiciones.

“El permanecer o no en el TLCAN no es que México tenga viabilidad a futuro o no la tenga, es decir, no se acaba el mundo si México se sale del TLCAN, se complican las cosas, sin ninguna duda, pero sí me parece que es un espacio de oportunidad”, manifestó.