CIUDAD DE MÉXICO, 13 de diciembre, (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).— México está en la puerta de resolver una urgencia médica que aqueja a cientos de personas, dice la presidenta de la Comisión de Gobernación.

Estamos derrumbando atavismos y cambiando paradigmas, destaca.

En este paso trascendental e histórico se permitirá la importación de medicamentos con cannabis, explica.

Al presentar el dictamen por el que se reforma la Ley General de Salud (LGS) para regular el uso medicinal del cannabis, la presidenta de la Comisión de Gobernación, senadora Cristina Díaz Salazar, subrayó que México está en la puerta de resolver una urgencia médica que aqueja a cientos de mexicanos. “Estamos derrumbando atavismos y cambiando paradigmas”, acotó.

“La trascendencia de este dictamen comienza por regular el uso medicinal, terapéutico y de investigación científica de cannabis sativa, índica o marihuana”, destacó la legisladora por Nuevo León.

Ante el pleno del Senado de la República, la senadora Cristina Díaz resaltó que la propuesta de reformar la LGS responde a la urgencia médica de miles de personas que esperan la importación de medicamentos con extractos de cannabis para obtener el tratamiento adecuado a sus padecimientos.

Precisó que se propone  reformar el artículo 245, en el que se mueve al THC de la Fracción I a la Fracción II en cantidades iguales o menores a 1 por ciento, y a la Fracción IV en cantidades mayores a 1 por ciento; esto con el fin de reconocer su valor terapéutico.
Además, elimina el riesgo de lagunas legales, al reconocer de manera puntual en la fracción V del artículo 245 la posibilidad de los usos industriales de los derivados del cannabis que contengan 1 por ciento menos de THC, cumpliendo así con la regulación sanitaria, resaltó la senadora por Nuevo León
Además, dijo que “se abre la puerta a la elaboración nacional de estos medicamentos con la modificación del artículo 198 del Código Penal Federal”.

En este sentido, se adiciona un quinto párrafo para establecer que la siembra, cultivo y cosecha de plantas de marihuana no será punible cuando estas actividades se lleven a cabo en los términos y condiciones de la autorización que para tal efecto emita el Ejecutivo Federal.

Adicionalmente, para asegurar la correcta implementación de esta importante reforma, se adiciona un Artículo 235 bis a la LGS para diseñar y ejecutar políticas públicas que regulen el uso medicinal del cannabis, acotó.

La legisladora priista destacó que con estas modificaciones lograremos, en primera instancia, permitir la importación inmediata de medicamentos con cannabis.

Además se sientan las bases para establecer en nuestro país una industria de producción nacional de medicamentos con cannabis.

“Pero sobre todo, estamos abriendo la puerta a nuestros científicos mexicanos para realizar protocolos de investigación de cannabis. Investigación que servirá para construir evidencias científicas para desarrollar las mejores opciones de tratamientos con cannabis”, indicó.

De concretar esta acción, México se pondrá a vanguardia internacional en este tema, ya que incluso muchos países desarrollados no cuentan con suficiente investigación.

Hoy, estamos por dar un paso histórico para regular el uso de la marihuana medicinal en México, cuya discusión pública inicia con el caso de la niña Graciela Elizalde, Grace y del joven José Manuel García Vallejo, y otros casos que “me abrieron aún más los ojos, para entender que la problemática es mucho más generalizada de lo que la mayoría pensamos”.

La senadora Cristina Díaz hizo un reconocimiento por su alto compromiso y contribuciones hechas por parte de los senadores Roberto Gil, Angélica de la Peña, Martha Tagle, Salvador López Brito, Fernando Yunes de Justicia, Ernesto Gándara, Alejandro Encinas, Graciela Ortíz, así como a todas las organizaciones civiles, especialistas y académicos, que tanto han aportado al debate público y luchado por esta importante reforma.

Luego de destacar que aún faltan muchos aspectos por abordar en este tema, la senadora del PRI dijo que México vive una realidad democrática cada vez más abierta y participativa y cuando la sociedad se organiza por una causa, y argumenta con fundamentos sólidos podemos cambiar para bien del país.