CIUDAD DE MÉXICO, 30 de noviembre, (ATIZAPÁN HOY/CÍRCULO DIGITAL).—La Presidenta de la Comisión de Protección Civil de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Janet Hernández Sotelo, hizo un llamado a las autoridades y ciudadanía en general a no bajar la guardia en prevención aún y cuando hoy concluye oficialmente la temporada anual de huracanes

La asambleísta dijo que la amenaza constante de inundaciones en la CDMX por causa de huracanes no se aleja del todo cuando concluye oficialmente la temporada de 2016, ya que con las condiciones del cambio climático, puede aparecer algún fenómeno meteorológico en cualquier momento.

Destacó que “no podemos confiarnos, es importante tener contemplados los protocolos de prevención en los hogares capitalinos, el cambio climático puede jugarnos una sorpresa y hasta fuera de temporada podrían presentarse lluvias atípicas”.

Las fuertes lluvias en la Ciudad de México, agregó, provocan inundaciones en diversos puntos citadinos que dañan el patrimonio delas familias e incluso crean grandes embotellamientos en las avenidas y calles de la ciudad.

La temporada de huracanes que va de los meses de mayo al 30 noviembre de cada año concluye hoy, pero no se debe tener confianza ya que el peligro de grandes precipitaciones pluviales puede ocurrir en cualquier momento que se presentan las tormentas tropicales o huracanes, indicó la legisladora local.

Dijo que de acuerdo a la Conagua el presente año tenía considerado que habría alrededor de 30 ciclones que se formarían en los océanos Pacífico y el Atlántico, sin embargo en un análisis más reciente, la cifra se ajustó a 35 fenómenos naturales de este tipo, lo que se ubica arriba de la norma general que es entre 24 y 25 ciclones.

Por otra parte, advirtió que la basura se convierte en un peligro constante de inundaciones ya que tapa las coladeras de desagüe y provoca que el agua vaya subiendo en algunas zonas con el riesgo de que se inunde “la población debe estar consciente de que todos debemos colaborar para prevenir emergencias mayores que ponen en riesgo vidas y bienes materiales”.

Destacó que el 50 por ciento de las inundaciones en la Ciudad de México se debe a taponamientos por basura que se arroja al drenaje, además subrayó que en la CDMX hay 90 puntos sensibles de inundaciones en los cuales hay que tener mayor cuidado en caso de lluvias torrenciales.

Asimismo, Hernández Sotelo recomendó que las familias capitalinas deben tener su plan familiar de protección civil a la mano ya que les ayudará a salvar vidas y bienes materiales.