CIUDAD DE MÉXICO, 08 de febrero, (AMPRYT / CÍRCULO DIGITAL).- En el marco de la unidad nacional los pueblos y las comunidades indígenas deberán sumarse a la lucha contra las amenazas del exterior y rechazar la política que divide, señaló el diputado federal Javier Edmundo Bolaños Aguilar.

Durante la inauguración del Encuentro Nacional de Legisladoras y Legisladores Indígenas de los Congresos Locales, el presidente de la Cámara de Diputados destacó que «nuestras raíces indígenas nutren y proyectan al país y es precisamente esa diversidad lo que da identidad, personalidad y fortaleza a la nación».

En el patio central del recinto de San Lázaro, el legislador panista subrayó que «cuando la convocatoria a nuestras fortalezas se finca en la unidad nacional también se debe asentar en el concurso respaldo y apoyo solidario de quienes integran las comunidades indígenas».

Bolaños Aguilar externó que México es un país de paz que se finca en el respeto a los derechos a los demás, así como la convivencia fructífera entre los pueblos.

Por ello, dijo, es de particular relevancia que los temas programados en ese encuentro aborden un enfoque actual de la relaciones entre México y Estados Unidos «para considerar políticas y acciones legislativas en apoyo a los indígenas que han migrado y podrían enfrentar situaciones muy difícil en el corto plazo».

También expresó el compromiso del Congreso de la Unión en atender los pendientes por legislar para disminuir las brechas de desigualdad que combatan la pobreza y la injusticia y busquen el reconocimiento de los pueblos indígenas como sujetos de derecho público.

De igual forma, el derecho de las mujeres y la erradicación de la violencia contra la mujer indígena, la consulta, el desarrollo sostenible y sustentable, la propiedad intelectual y la presencia de los pueblos originarios en medios de comunicación propios.

El diputado federal enfatizó que la Constitución vigente desde hace 100 años señala que la nación mexicana es única e indivisible.

Sin embargo también reconoce su composición multicultural sustentada en sus pueblos, pues más de 21 por ciento del territorio nacional se reconoce como comunidad o pueblo indígena, con una riqueza que se revela en 68 lenguas y 364 variantes lingüísticas.

En su oportunidad el presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador del PRD, Francisco Martínez Neri, reconoció que se tienen pendientes con los pueblos indígenas en el desarrollo de la ley secundaria como legislar para darles el derecho de consulta, así como el reconocimiento de su identidad y de protección de conocimientos tradicionales, entre otros.

Destacó que esos pendientes jurídicos no deben ser postergados, pues mientras no se cuente con un marco legal incluyente e integral, seguirán en la incertidumbre 25 millones de mexicanos que son reconocidos como indígenas.

Martínez Neri llamó a atender las observaciones de organismos internacionales y nacionales, a fin de legislar en la materia y confió en que lo harán posible la sensibilidad y compromiso de todos y cada uno de los integrantes de las Comisiones de Asuntos Indígenas de los Congresos locales del país.

Por su parte el coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, César Camacho Quiroz, indicó que la Constitución no sólo es importante por ser el texto de 1917, sino por las reformas sucesivas que han permitido vigencia, fuerza, utilidad y sentido práctico.

Recordó la reforma de 2001 a la Carta Magna, con lo que se avanzó en el reconocimiento de los pueblos indígenas, y se dijo convencido de que ese encuentro será fructífero y se recogerán los acuerdos y coincidencias que surjan para avanzar en la materia.