CIUDAD DE MÉXICO, 08 de febrero, (VIBRACIONES CAPITAL / CÍRCULO DIGITAL).- El Gobierno de la CDMX realizó este miércoles una intervención en la calle Artículo 123, entre las calles de Humboldt y Avenida Balderas, privilegiando la seguridad ciudadana y con apego a los procedimientos establecidos en el «Protocolo Interinstitucional de Atención Integral a personas en riesgo de vivir en calle e integrantes de las poblaciones callejeras de la Ciudad de México», en respuesta a diversas denuncias ciudadanas.

La Secretaría de Gobierno coordinó esta acción a través de su Dirección General de Gobierno, con la participación de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y de la Policía de Investigación, así como personal de las secretarías del Medio Ambiente (SEDEMA) y Protección Civil, además del Instituto de Verificación Administrativa (INVEA).

También de los institutos de Asistencia e Integración Social (IASIS) y para la Atención y Prevención de las Adicciones (IAPA), así como del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia capitalino (DIF CDMX) y de la Secretaría de Salud (SEDESA), quienes realizaron una labor de convencimiento para que 11 personas aceptaran una valoración médica e iniciar un proceso de desintoxicación.

Vehículos del IASIS los trasladaron a la Unidad Médica Toxicológica de la delegación Venustiano Carranza, donde podrán recibir todo el apoyo médico y psicológico necesario para superar su problemática por un periodo de tres meses.

Tanto el Gobierno de la Ciudad, como la demarcación Cuauhtémoc, realizaron un diagnóstico situacional de cada persona en el punto para poder referirlas a los programas sociales más adecuados.

Con la finalidad de llevar a cabo una recuperación integral del espacio público para el disfrute de la ciudadanía, la Dirección General de Servicios Urbanos retiró cuatro puestos semifijos de comercio en vía pública.

Adicionalmente, la SEDEMA, la Secretaría de Protección Civil y el INVEA, verificaron nueve establecimientos mercantiles, los cuales resultaron suspendidos o clausurados por diferentes motivos.

Para el Gobierno de la Ciudad de México, las personas integrantes de las poblaciones en situación de calle son un grupo prioritario, como lo señala, tanto el Programa de Derechos Humanos de la Ciudad de México, como la nueva constitución de esta capital, pues es importante erradicar la discriminación y la exclusión social en torno a este sector con un enfoque de derechos humanos.