CIUDAD DE MÉXICO, 06 de diciembre, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).- El Partido Acción Nacional en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México se opondrá por todas las vías legales a la implementación de la “plusvalía” como un nuevo impuesto encubierto a favor del gobierno.

El coordinador panista, Santiago Creel Miranda, advirtió que si se aprueba lo planteado en la propuesta original del Proyecto de Constitución de Ciudad de México, será altamente lesivo para los capitalinos y va directamente contra la propiedad privada.

El documento enviado a los Constituyentes el 15 de septiembre, plantea en el artículo 21, inciso C, fracción 7, que la plusvalía de un inmueble será parte de la riqueza pública del Gobierno de la Ciudad y será usado para restaurar los ecosistemas y las zonas degradadas.

“Permitir que el Estado, en este caso la Ciudad de México, se adueñe de lo accesorio, es decir, de los incrementos al valor del suelo, es equivalente a permitir una intervención del gobierno en el derecho a la propiedad privada”, indicó.

Creel Miranda anticipó que el PAN pugnará no sólo porque dicha propuesta no prospere, sino porque en la Constitución de la Ciudad “se establezca con toda precisión el derecho a la propiedad como un derecho fundamental que debe tener todo ser humano”.

El Jefe de Gobierno parece olvidar que la propiedad privada es un derecho consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la cual es clara al señalar en su artículo 27 que la propiedad de las tierras corresponden originariamente a la Nación y que ésta tiene el derecho de transmitir el dominio de ellas a los particulares, constituyendo la propiedad privada.

“Este derecho también se encuentra amparado por los tratados internacionales de los cuáles México es parte y que se encuentran en la máxima jerarquía de nuestro orden jurídico de acuerdo al artículo 1° Constitucional”.

El presidente del Partido Acción Nacional en la Ciudad de México (PANCDMX), Mauricio Tabe Echartea, coincidió en que los ciudadanos no pueden ser golpeados con nuevos impuestos.

El también Diputado Constituyente advirtió que el GPPAN en la Asamblea Constituyente cuidará que el predial se utilice en servicios públicos y que sea a través de éste como se capten las plusvalías y no se inventen impuestos.

“Las plusvalías no pueden ser una riqueza pública, lo que hay que soportar es el desarrollo con inversión pública y también con contribuciones”, señaló.

Al respecto, el Constituyente del PAN, Federico Döring advirtió que el gobierno de la Ciudad intentó aplicar este impuesto desde la legislatura anterior de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, empezando por la Colonia Polanco.

Recordó que en dicha demarcación se hicieron mejoras en el equipamiento urbano que denominaron “Rambla Barcelonesa” e intentaron subir el predial a todos los comercios y vecinos de las inmediaciones de avenida Presidente Mazaryk.

“Ahora están tratando de hacer burdamente a través de la Constitución, lo que no lograron pasar en la legislatura anterior y que no se han atrevido a presentar en la actual porque ahora tienen una conformación todavía más frágil”.

Aclaró que el PAN promovió hace años una reforma al artículo 115 Constitucional, que habla sobre los municipios, y estableció que el cobro del predial fuera con base en el valor de mercado y no en el valor catastral.

Ello para fortalecer la hacienda municipal porque había simulación de gente cuya propiedad valía 2 millones de pesos y cuando la remodela o amplía, no le avisa al gobierno y aumenta la plusvalía.

Pero por eso se cambió la constitución. Hoy si pagamos el predial con base en lo que cada casa cuesta a valor de mercado para qué quieres la plusvalía.

Si el gobierno invirtiera y se valora más una casa, producto de la infraestructura pública, pues por sí solo el mercado va a reconocer la apreciación de toda propiedad, asentó.

Por tanto, en este caso la plusvalía como la pretende aplicar constitucionalmente el gobierno de la ciudad se convierte en un doble tributo que además es poco claro, porque no se sabe cómo lo va a aplicar.

Pareciera que el gobierno quiere hacerle la chamba a los desarrolladores inmobiliarios para presionar a la gente a vender sus propiedades bajo la consigna de aumentar la plusvalía por el potencial de crecimiento horizontal que se tiene.

Santiago Creel enfatizó que el PAN defenderá la iniciativa presentada por los diputados constituyentes Ernesto Cordero, Mauricio Tabe y Santiago Taboada, para que se elimine el numeral 7 del apartado C.

El no hacerlo, va en contra del derecho a la propiedad privada ya reconocido en la más alta jerarquía normativa en México.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos es clara en su artículo 1° y en su artículo 27 respecto a la protección de la propiedad privada, de hecho, el Estado Mexicano no interpuso reserva alguna al derecho a la propiedad privada plasmado en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, lo cual refrenda esta protección.

Si la Constitución de la CDMX señalara algún estándar contrario al fijado en los instrumentos señalados, sería inconstitucional y contrario a los derechos humanos. Es decir, una postura claramente regresiva y contraria al principio pro persona. Lo cual es inadmisible para Acción Nacional, concluyó.