CIUDAD DE MÉXICO, 15 de diciembre, (CDMX MAGACÍN/CÍRCULO DIGITAL).—  El grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) refrendó su compromiso con la protección de los derechos humanos de las niñas y los niños. Legisladoras aseguraron que con la aprobación de la Ley de Cunas CDMX se está dando un paso muy importante en la construcción del andamiaje jurídico para proteger los derechos de la infancia en la Ciudad de México.

En conferencia de prensa, luego de que el pleno de la ALDF aprobó por unanimidad dicha ley, Penélope Campos González, presidenta de la Comisión de Atención al Desarrollo de la Niñez destacó que el Gobierno de la Ciudad de México tiene como tema prioritario el cuidado de las y los menores, por eso está invirtiendo en la política social para impulsar el desarrollo de la sociedad del mañana.

Acompañada de las diputadas Elena Segura Trejo, Rebeca Peralta León y de Gustavo Gamaliel Martínez Pacheco, Director del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF-CDMX), Campos González dijo que en la ciudad se impulsa la integralidad de los programas sociales para garantizar el desarrollo pleno de la niñez, por lo que se busca que no sean aislados, sino que concurran entre sí en acciones que permitan incrementar la calidad de vida de las y los infantes.

Indicó que por ello, se han puesto en marcha estrategias a fin de dar seguimiento a un menor, desde antes de su nacimiento y hasta los 12 años de edad, mediante un esquema en el que participan gobierno y sociedad. De manera que “Cunas CDMX” forma parte de los tantos programas que opera el DIF- CDMX en la capital del país para la atención a la infancia, como “Bebé Seguro”, “De 0 a 6”, la promoción de la lactancia materna, entre otros, que se deben dejar de ver como asistencialistas.

Por su parte, Elena Segura Trejo, presidenta de la Comisión Especial para el Estudio de las Finanzas Públicas, aclaró que este tipo de programas no son acciones asistencialistas; de lo que se trata, señaló, es de generar una cultura de gobernanza y de corresponsabilidad para impulsar el desarrollo de los menores.

En su oportunidad, la diputada Rebeca Peralta León dijo que el programa de Cunas CDMX no sólo beneficia a las mujeres en libertad sino también a quienes por alguna razón están en reclusión, garantizando así el respeto de los derechos para todas y todos sin importar la situación en la que se encuentren.

La vicepresidenta de la Comisión Especial de Reclusorios felicitó a sus compañeros por aprobar por unanimidad esta nueva Ley y refrendó el compromiso de asegurar recursos del presupuesto para que opere de manera correcta y llegue cada vez a más personas.

El titular del DIF-CDMX, Gustavo Gamaliel Martínez Pacheco, expresó su beneplácito por la aprobación de la ley, pues afirmó que la entrega de Cunas-CDMX forma parte importante del esquema general de protección de las niñas y los niños, para procurar su sano desarrollo en una de las etapas fundamentales de la vida como es la primera infancia.

Destacó el trabajo conjunto entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial de la Ciudad de México para lograr que el sistema de protección a la niñez sea efectivo y llegue a quien más lo necesita; así como la visión del Gobierno capitalino, no sólo para restituir los derechos de este sector de la población, sino para ampliarlos.

“Cunas-CDMX protege a la madre, para cuidar al niño o a la niña antes de nacer; cuenta con productos que ayudan a evitar la muerte de cuna y otros más que incentivan la lactancia materna y fortalecen hábitos de higiene; pero también, a través de la Cartilla de 0 a 6 se vincula a las beneficiarias a otros servicios de salud, programas de desarrollo social y, por supuesto, del Sistema DIF”, apuntó el funcionario.

Gamaliel Martínez dijo que la aprobación de la Ley de Cunas-CDMX redobla el compromiso del DIF capitalino con la ciudadanía y refrenda su decisión de trabajar más a favor de la protección integral de las niñas y los niños de la ciudad.

Finalmente, rechazó que la entrega de este beneficio pueda ser considerada una dádiva, ya es una parte indispensable de la política social del gobierno que encabeza Miguel Ángel Mancera, y de una estrategia vinculada al bienestar integral de uno de los sectores más importantes de la población, como es la niñez.