TRAS LA PUERTA DEL PODER

Roberto Vizcaíno

A un mes 10 días de haberle expropiado el Zócalo al presidente Andrés Manuel López Obrador, el Frente Nacional Anti AMLO, Frena, salió prácticamente huyendo de ese enclave.

Su dirigente principal, el exejecutivo de Famsa, Gilberto Lozano, alegó como causa de la huida el asedio violento, agresivo, de simpatizantes del López Obrador, sobre quienes participaban en el plantón en la Plaza de la Constitución.

Y anunció que el viernes 21 volverán al Zócalo con una marcha desde el monumento a la Revolución.

No dijo si se volverán a plantar en la Plaza de la Constitución.

Así, el Frente que ha resultado muy combativo en el asedio a López Obrador durante sus giras por el país, no prosperó ni creció en su plantón en el centro de la Ciudad de México.

No logró sumar a ninguna otra organización o asociación social, ni obtener el apoyo de ningún partido político, ni obtener el reconocimiento de las instancias internacionales de defensa de Derechos Humanos, o de fuerzas políticas de otras latitudes.

Nada.

SÍ POR MÉXICO

Todo eso ocurrió al parejo del surgimiento del movimiento “Sí por México. Coincidente con Frena en que no forman parte de ningún partido, Sí por México surgió el 20 de octubre encabezado por los empresarios Gustavo de Hoyos y Claudio X. González y con la participación de personajes como el menonita Adrián Lebarón, la periodista Beatriz Pagés, y quienes integran al menos 400 organizaciones sociales en el país.

Desde su nacimiento “Sí por México” no se ha significado como un movimiento de masas, o popular, sino como un grupo de cúpulas que opera en salones de hoteles de cierto lujo.

En ese contexto a tenido encuentros y acuerdos con algunos líderes de partidos como el PRI y el PRD.

El presidente Andrés Manuel López Obrador habla de ellos como “Frena uno y Frena 2”, movimientos de conservadores que buscan regresar al régimen corrupto que ya se fue, afirma el tabasqueño.

Lo cierto es que ambos movimientos no han representado ningún riesgo real para su Gobierno, y sólo se han quedado como promesas de una expresión crítica al actual régimen de la 4T.

No se ve que vayan a dar para más.

ALIANCISTAS QUIEREN REACCIONAR PERO NO ACIERTAN…

Al parejo la Alianza Federalista integrada por 10 gobernadores de diferentes partidos, habla y habla de acciones y reacciones que hasta ahora no han ocurrido.

Sus amenazas más constantes hacia el presidente Andrés Manuel López Obrador han sido las de romper el Pacto Federal y salirse del Pacto Fiscal.

Durante las semanas anteriores buscaron con afán, y en medio de declaraciones tronantes, un encuentro con el presidente Andrés Manuel López Obrador y después con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera a fin de negociar una reorientación del exiguo reparto previsto en proyecto del Presupuesto de Egresos, sin lograrlo.

A finales de la semana anterior, la mayoría de Morena y sus aliados, y con la oposición de PAN, PRI, PRD y MC, la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que contempla una reducción, recortes por 180 mil millones de pesos a las partidas para los gobiernos de Estados y Municipios.

Total, México -con López Obrador en Palacio-, deambula hacia el tropezón, el descarrilamiento del todo.

Así estamos a punto de  iniciar, el martes 1 de diciembre, dentro de 14 días, el tercer año del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador sin que se sepa, al menos yo no lo he visto, de la realización de ninguna obra, del éxito de ningún programa o política -desde el combate al huachicoleo, la erradicación del neoliberalismo, la batalla contra a la corrupción, la promesa de enfilar el sistema de Salud y bienestar a niveles nórdicos, de dominar la violencia e inseguridad y abatir las ejecuciones, etc-etc-, ni se ha logrado clarificar qué significa la 4T o par dónde lleva este presidente a México.

Total, que no se ve ni cuándo pueda prosperar alguno de los movimientos de oposición ni tampoco ninguna de las acciones, decisiones o programas del presidente López Obrador.

Cero.

VA NUEVO INTENTO SOBRE MARIHUANA

Como la vida del país no para, hacia fines de la semana y por vía digital, sesionaron las comisiones que tienen que dictaminar la Ley de Regulación y Uso de la Marihuana, un tema que -a decir de Ricardo Monreal, líder del Senado-, ha generado mucha discusión durante ya mucho tiempo…

La intención, adelantó el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, es que este dictamen pueda ser debatido y quizá aprobado este fin de semana.

Hasta ahora, indicó el zacatecano, los senadores se han enfrentado a una Ley sumamente compleja que tiene muy diversas implicaciones, desde el posible crecimiento de su adicción por parte de grupo vulnerables hasta fuertes penalidades por su mal manejo.

Esta nueva Ley, señaló el zacatecano, contempla reformas y adiciones a Ley General de Salud y al Código Penal Federal y tiene que ver las garantías de los derechos humanos y el goce efectivo de la marihuana, sin discriminación ni criminalización alguna.

Su problemático consumo, desde el punto de vista de la salud pública, tiene que ver con medidas de prevención, intervención oportuna, atención, tratamiento y recuperación, rehabilitación y reinserción social de quienes caigan en una adicción.

Otro aspecto es el que tiene que ver con garantizar la protección de grupos vulnerables y en desventaja, como niños, niñas y adolescentes; mujeres, comunidad LGBTTTI, personas mayores, personas con discapacidad, así como pueblos y comunidades indígenas, comunidades campesinas o ejidatarias, de ejidos y comunidades agrarias, o comunidades en situaciones de marginación.

La regulación del uso, consumo de la marihuana y sus derivados, requiere de un amplio análisis, ya sea de género, o de cuestiones interculturales y con enfoque transversal y multidisciplinario.

Este dictamen es por demás complejo, afirmó Monreal…

Así los senadores de todas las fracciones buscan que el derecho de los adultos de consumirla, usar la marihuana, no perjudique a terceras personas… o que sea a costa de la paz y la seguridad de la sociedad, o dentro de la corrupción y la violencia.

Es así que se ha decidido que se multará a quienes se encuentre en posesión de entre 28 gramos a 200 gramos. Para quienes sean detenidos en posesión mayor a 200 gramos, se les castigará con cárcel.

Y es que los senadores afirman que poseer, o llevar más marihuana de la prevista en la Ley General de Salud, se considerará que tiene el objetivo de incurrir en alguna de las conductas previstas en el Código Penal Federal.

Y se prevé un fuerte castigo, de 5 a 10 años, a quien utilice niños, niñas o adolescentes para la siembra, el cultivo, la plantación, la cosecha, el comercio, la producción, la distribución, el suministro, la venta y demás etapas de la cadena productiva de la marihuana.

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa