CIUDAD DE MÉXICO, 08 de diciembre, (ESFERA EMPRESARIAL / CÍRCULO DIGITAL).- La Cámara de Comercio, Servicio y Turismo en Pequeño (Canacope-Servytur) de la Ciudad de México expresó su preocupación por el actual Proyecto de la Constitución para la Ciudad de México, por contener propuestas que en su opinión van en contra del desarrollo económico y social.

En particular, precisó, la intención de legitimar la invasión de la vía pública para el comercio ambulante y convertir en nuevos impuestos la plusvalía de las propiedades, lo que tiende a la desaparición de la propiedad privada.

En conferencia de prensa, la presidenta del organismo, Ada Irma Cruz Davalillo, consideró que el Proyecto de Constitución, tal y como está presente y como fue redactado, está hecho «al vapor».

Explicó que en el caso del comercio, la redacción del proyecto considera la legalización de las calles para el comercio ambulante, calculado actualmente en alrededor de un millón de personas que se dedican a la actividad.

A través del artículo 15 llamado Ciudad Productiva, dijo que se compromete el desarrollo de la actividad económica, al promover beneficios a trabajadores informales sin especificar obligaciones inherentes a su actividad, al fomentar la economía informal que genera dádivas para líderes y autoridades que se benefician de las actividades no reguladas, señaló.

De acuerdo con datos del Gobierno de la Ciudad de México, se tienen registrados alrededor de 100 mil comerciantes ambulantes, lo que apenas es 10 por ciento del total destinado.

De esos registrados, refirió de acuerdo con lo previsto, deben pagar alrededor de 420 pesos bimestrales por un lugar de 1.80 metros, sin contar cuotas a líderes y organizaciones.

Es este tipo de registro que en el Proyecto de Constitución se pretende masificar, con lo que se legalizarían las calles para aproximadamente un millón de comerciantes informales que tenderían a crecer con este facilitador, explicó.

Indicó que en cuanto al artículo 21 que se refiere al ordenamiento territorial, establece que la recuperación de las plusvalías generadas que deberían ser aplicadas en beneficio de los sectores de bajos ingresos.

Este artículo pretende sobreponerse a la Constitución General de la República, al atribuirse el derecho de disponer del incremento del valor de los predios, generando la posibilidad de un nuevo y riguroso impuesto, argumentó,

En este sentido, Cruz Davalillo exhortó al Ejecutivo local a corregir el Artículo 94 de la Ley de la Vivienda e instó a los diputados constituyentes a retirar ese artículo y evitar simulaciones en la redacción, que den pie a leyes con fines recaudatorios.

Asimismo, pidió que se cancelen los artículos que intentan legitimar el comercio ambulante; asegurar la eliminación de los artículos referentes al uso de las plusvalías de inmuebles por parte del gobierno de la Ciudad y otras disposiciones que atentan contra el desarrollo inmobiliario y la propiedad privada.