CIUDAD DE MÉXICO, 16 de diciembre, (AZCAPO NOTICIAS/CÍRCULO DIGITAL).—  La presidenta de la Comisión de Protección Civil de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Janet Hernández Sotelo, advirtió que se estará vigilando que las obras del Túnel Emisor Oriente no se detengan en 2017 y 2018 para que se termine en la fecha señalada y se mitiguen inundaciones que se podrían presentar en la Ciudad de México.

La asambleísta dijo que “los trabajos de construcción para el Emisor Oriente no deben de parar ya que esta magna obra desalojara aguas en CDMX que mitigarán inundaciones. Actualmente el Túnel Central que desaloja las aguas residuales capitalinas ya no es funcional al 100 por ciento”

Hernández Sotelo expresó que las lluvias atípicas que se presentaron ayer en al menos 7 delegaciones de la CDMX, ocasionó un gran caos e inundaciones de avenidas, “hasta granizó tuvimos en pleno diciembre”, subrayó que fue una lluvia fuera de época, por lo que urgió a acelerar los trabajaos del Túnel Emisor Oriente.

La legisladora urgió a que este tipo de obras de desalojo de aguase ya no tengan retrasos y puedan concluir en tiempos establecidos porque la ciudadanía lo requiere.

La conclusión de esta magna obra sería un alivio para la Ciudad de México y zona del Valle de México, ya que reduciría los peligros de inundaciones en épocas de lluvia y facilitaría el desagüe de aguas residuales de esta zona, ayudando a que sus habitantes tengan la certeza de que no sufrirán daños mayores por fenómenos naturales como las intensas lluvias que azotan a la ciudad continuamente, remarcó la asambleísta Hernández Sotelo.

El Túnel Emisor Oriente de la Ciudad de México, permitirá desagüar con una infraestructura de avanzada, 150 metros cúbicos de agua por segundo, residual y pluvial. La obra está planeada para una extensión de más de 62 kilómetros, 7 metros de diámetro, 25 lumbreras y es construida a una profundidad de entre 55 y 150 metros.

De acuerdo a datos recientes su construcción inició el 13 de agosto de 2008 y estaba estimada su terminación a mediados del 2012, en la actualidad, de acuerdo a autoridades ya lleva más del 70 por ciento de avance y se estima será concluido en el año 2018. Destacó que este tipo de infraestructura es de las que ayudan a prevenir inundaciones y afectaciones a los bienes de las personas.

Resaltó que este Emisor planeado para su terminación en 2012, lleva 6 años de retrasos y por ello la recomendación que se concluya en la fecha programada en 2018.

Se busca también, dijo, prevenir que lluvias como las del 17 de julio del presente año, en la cual acompañada de granizo y viento provocó la inundación de la zona residencial Interlomas y la Colonia San Fernando del municipio de Huixquilucan, lo que ocasionó severos daños a casas y vehículos, principalmente; o la registrada el pasado 25 de julio en Cuautitlán Izcalli, que ocasionó daños a 700 viviendas, una persona desaparecida y daños en vehículos.

Hernández Sotelo aclaró que el Túnel Emisor Oriente no es la solución total de las inundaciones ya que también se debe concientizar a la ciudadanía que eviten tirar basura en alcantarillas ya que viene a ser un problema mayor que tapa las salidas de agua al drenaje principal.

Recordó que en el Oriente de la CDMX, en particular la delegación Iztapalapa se requiere una inversión anual de 2 mil mdp para renovar y dar mantenimiento a la infraestructura hidráulica y 500 millones de pesos para el drenaje de la misma demarcación.

También dijo que se requiere implementar la llamada Cultura del Cuidado del Medio Ambiente, que implica utilizar y cuidar recursos como el agua potable, al tiempo que los gobiernos locales como es el caso de la Ciudad de México, diseña e implementa políticas públicas para la instalación de más sistemas como el de captación de agua pluvial “Agua a tu Casa” para su uso por parte de la población.

El tratamiento de aguas negras para su reusó en parques, jardines, industria, lavado de autos, etc. Además de incursionar en nuevas tecnologías, por ejemplo aquellas que sirven para inyectar el agua al subsuelo para recargar los mantos acuíferos, entre otras acciones que permitan lograr un equilibrio sustentable entre los habitantes del Valle de México y su medio ambiente, finalizó.