La propuesta, justifican las autoridades, busca que las alcaldías destinen el recuso para acciones que contribuyan a la reconstrucción del tejido social y promuevan la solidaridad entre vecinos, siempre con el conociendo de la Secretaría de Administración y Finanzas.


Ciudad de México, 21 julio 2021, (ENRIQUE SERNA /CDMX MAGACÍN).- La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, envió una reforma al Congreso local, con la que pretende «reorientar» el presupuesto participativo, para entregarlo a las alcaldías y destinarlo a supuestas obras.

Llama la atención que el presupuesto participativo se utilizaba para el desarrollo de proyectos comunitarios elegidos o diseñados por los propios vecinos, a diferencia que analiza el Congreso capitalino según las necesidades que percibían en su comunidad. Con la propuesta, las 16 alcaldías puedan reorientar ese presupuesto para llevar a acabo lo que considere necesario.

Con ello se posterga la ejecución del presupuesto participativo 2020 y 2021 -que suma más de 2 mil 816 millones de pesos-, si llegara a presentarse alguna circunstancia, como la pandemia,
que impida realizar algún proyecto ganador.

La propuesta, justifican las autoridades, busca que las alcaldías destinen el recuso para acciones que contribuyan a la reconstrucción del tejido social y promuevan la solidaridad entre vecinos, siempre con el conociendo de la Secretaría de Administración y Finanzas.

Los proyectos participativos ganadores de los ejercicios 2020 y 2021 se tomarán como prioritarios si en escenarios futuros se superan los impedimentos.

En total, hay 3 mil 469 proyectos ciudadanos que podrían no ejecutarse en este ejercicio presupuestal si se aprueban las reformas.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados