CIUDAD DE MÉXICO, 12 de febrero, (CDMX MAGACÍN / CÍRCULO DIGITAL).- Con un plan integral de prevención y evitar riegos para la salud de la población en el consumo de alimentos, la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México (SEDESA), a través de la Agencia de Protección Sanitaria (APS), imparte cursos de buenas prácticas de higiene a personal de establecimientos dedicados a la venta y elaboración de alimentos.

Los cursos se impartieron a personal que ofrecen venta de alimentos preparados, como son los restaurantes, las marisquerías, locales que se ubican en mercados públicos, en tianguis, trabajadores de establecimientos de venta de pescados y mariscos, así como de puestos en vía pública y a vendedores de alimentos ambulantes.
En el tema de buenas prácticas de higiene, durante  las sesiones que se llevaron a cabo a manera de pláticas y demostraciones, se hizo énfasis sobre el uso adecuado de cubre bocas, cofias, guantes, mandiles, correcto lavado de manos, reglas básicas y buenos hábitos de higiene.
También se impartieron cursos de higiene a manejadores y preparados de alimentos de Centros de Atención y Cuidado Infantil, escuelas de nivel básico, cocinas de  hospitales, asilos y de centros de reclusión, entre otros.
Las capacitaciones que brinda la APS, se refieren a temas básicos de sanidad como son: lavado de manos, higiene personal, también se imparte capacitación sobre lavado y desinfección de tinacos y cisternas, infecciones nosocomiales, fármaco vigilancia y manejo adecuado de productos cárnicos.
Asimismo se capacita en el tema de seis  pasos de la salud con prevención y atención a emergencias sanitarias.
Las malas condiciones sanitarias en un establecimiento, favorecen el crecimiento de microorganismos patógenos y por ende, la contaminación del producto a procesar. También se puede originar una contaminación por una limpieza deficiente de equipo y utensilios o mala higiene por parte del personal que manipula los productos.
El desarrollo de bacterias en el equipo depende en gran medida del alimento, de su proceso, de la temperatura del área de proceso y de la eficacia de los métodos de limpieza y desinfección.
Los verificadores, adscritos a la Dirección de Fomento Sanitario, Análisis y Comunicación de Riesgos de la APS, realizaron durante 2016 2 mil 595 capacitaciones a las que acudieron más de 31 mil 265 personas, quienes tienen contacto directo e indirecto con alimentos, reforzando sus conocimientos sobre reglas básicas de higiene y buenas prácticas en el manejo de alimentos, a fin de contribuir en la higiene de los establecimientos y el buen estado de los productos que se ofrecen al consumidor.
Es así como la Secretaría de Salud y la Agencia de Protección Sanitaria, previenen riesgos para la salud de la población mediante acciones de fomento sanitario sobre el manejo de los alimentos desde la adquisición, conservación, preparación y venta, a fin de que los consumidores de alimentos en la Ciudad de México, obtengan productos sanos con higiene y calidad.