CIUDAD DE MÉXICO, 12 de febrero, (LA RED SOCIAL / CÍRCULO DIGITAL).- Las instituciones de educación superior deben continuar con la formación de profesionales de calidad en el ramo aeroespacial, pues se prevé que para el año 2020 se puedan crear alrededor de 100 mil plazas, dijo Miguel Álvarez Montalvo, coordinador de Servicios de Apoyo Académico del Centro de Desarrollo Aeroespacial (CDA).

Comentó que el mayor reto de esta industria es el incremento de la proveeduría local, sobre todo en el ramo del mantenimiento y reparación de aeronaves.

De ahí que, dijo, se requiere que los egresados de las instituciones educativas obtengan la certificación NADCAP (National r and Defense Contractors Accreditation Program), con la que ofrecerán servicios de calidad de acuerdo con los estándares internacionales.

Pero además, señaló el egresado politécnico, que las universidades tienen que mejorar la calidad de sus programas académicos para generar empleos mejor calificados.

En este sentido, Álvarez Montalvo dijo que el Consejo Nacional de Proveeduría de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) delimitó estrategias encaminadas a impulsar el sector aeroespacial, que se ubica por debajo de 10 por ciento; para que en la próxima década crezca 40 por ciento.

Hasta 2015 en el país se habían establecido 340 empresas que generan 50 mil empleos directos y se prevé que para 2020 se logre la creación de 100 mil nuevas fuentes de trabajo; alrededor de 35 por ciento sería para ingenieros mexicanos, quienes han demostrado capacidad frente a profesionales de otras naciones.

Explicó que el sector aeroespacial es importante para el desempeño socioeconómico del país, porque 82 por ciento de las exportaciones se destinan a Estados Unidos.

Cabe señalar que la industria aeroespacial está constituida en 72 por ciento por el ramo de la manufactura de partes y componentes aeronáuticos; 13.2 por ciento en ingeniería y diseño, así como 11.1 por ciento en el rubro de mantenimiento y reparación de aeronaves.