NUEVA YORK, 05 de diciembre, (AGENCIAS / CÍRCULO DIGITAL).- La excandidata presidencial del Partido Verde, Jill Stein, anunció hoy que continuará con sus esfuerzos para que se realice un recuento de los votos de las elecciones para la presidencia de Estados Unidos en el estado de Pensilvania.

En conferencia de prensa afuera de la Torre Trump, en Manhattan, Stein indicó que llevará su caso a las cortes federales de Pensilvania, luego de que cortes locales solicitaron un millón de dólares como fianza para iniciar el proceso de conteo.

Stein había anunciado la semana previa que dada la exorbitante suma solicitada por la corte local, suspendería su esfuerzo de iniciar un recuento de votos en Pensilvania. Pero la víspera, la excandidata presidencial dijo que buscaría un recuento mediante una corte federal.

“No tenemos otra opción más que buscar la intervención federal”, expresó Jonathan Abady, asesor legal de Stein durante la conferencia de prensa de este lunes.

De acuerdo con Stein, su equipo legal ya ha ingresado la petición en cortes federales de Pensilvania para iniciar el recuento en ese estado, que el republicano Donald Trump ganó por un margen de poco más de 20 mil votos, según los más recientes conteos.

El recuento de Pensilvania se sumaría al que se iniciará en el estado de Wisconsin, que igualmente Trump ganó por estrecho margen; y al que un juez federal ordenó que comenzara este lunes en Michigan, una entidad en que el republicano triunfó igualmente por una mínima ventaja.

Durante la rueda de prensa, Stein evitó asegurar que los recuentos pudieran cambiar el resultado de las elecciones en Estados Unidos, dado que la demócrata Hillary Clinton debería resultar ganadora en los tres estados donde se realizarían estos ejercicios para alterar la victoria de Trump.

“Si cambiará (el recuento) el resultado no lo sabemos y sería injusto elevar las expectativas de que el resultado cambiará. Esa no es nuestra intención. Esto se trata de garantizar que todos los votos sean contados y de que los votantes puedan confiar en el futuro en el sistema”, dijo Stein.

Hasta el momento, Stein no ha presentado evidencia sólida de que haya existido fraude electoral en alguno de los tres estados en que ha solicitado recuentos.

Organismos civiles, no obstante, apuntan que se emplearon tácticas de supresión de voto en varios estados calificados como “columpio”, que resultaron clave para la elección de Trump.