CIUDAD DE MÉXICO, 13 de febrero, (ATIZAPÁN HOY/CÍRCULO DIGITAL).—  El grupo parlamentario del PRD se opondrá de manera enérgica a la eventual aprobación de la Ley de Seguridad Interior, afirmó el legislador perredista Alejandro Ojeda Anguiano, vicepresidente de la Cámara de Diputados.

La eventual aprobación de esa ley representa un riesgo real para la ciudadanía, “ya que convertirá a México en verdadero campo de batalla, que se libraría prácticamente en cada esquina del territorio nacional”, aseguró en un comunicado.

Dijo que esta propuesta, que se analiza en comisiones de la Cámara de Diputados, “es sumamente riesgosa”.

Aseveró que el PRD se opondrá de manera enérgica a que esta legislación avance, “toda vez que el PRI, PAN, PVEM, PANAL y PES han sido quienes han aprobado las reformas que más daño han causado a la nación y a la mayoría de los mexicanos”.

Ojeda Anguiano sostuvo que la discusión de la Ley de Seguridad Interior “es un distractor para no discutir los verdaderos problemas, como los gasolinazos” y “le entregará un cheque en blanco al Ejército para que actúe con operativos de diseño bélico y no de seguridad preventiva”.

Se generarían “escenarios en donde los inocentes quedan reducidos a simples estadísticas de daños colaterales”, agregó el diputado perredista.

Expresó que “de aprobarse dicha legislaciónn bajo el supuesto de permitir, sin restricciones, la intervención del Ejército o la Marina en tareas de seguridad pública, las fuerzas armadas implementarían operativos militares como el ocurrido (el pasado fin de semana) en Nayarit”, donde se capturaron a dos jefes del narcotráfico.

Ojeda Anguiano aseveró que en el operativo de Nayarit se puso “en riesgo las garantías individuales y la integridad de ciudadanos inocentes”.

También señaló la necesidad de que el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, informe sobre los acuerdos que se han realizado con Estados Unidos, porque –añadió- “la Ley de Seguridad Interior podría ser parte de esas negociaciones que nadie conoce”.