CIUDAD DE MÉXICO, 15 de noviembre, (AGENCIAS / CÍRCULO DIGITAL).- El Consejo Nacional del PRI aprobó un acuerdo para blindar al partido y evitar postular candidatos vinculados con la delincuencia organizada, el uso de recursos de procedencia ilícita y adictos a sustancias prohibidas por la ley en los procesos electorales de 2017.

Los consejeros priistas, encabezados por su dirigente nacional, Enrique Ochoa Reza, aprobaron que los militantes y simpatizantes que aspiren a una candidatura deberán suscribir una carta compromiso en la que autoricen al partido a investigar sobre su situación patrimonial, fiscal o entorno social.

Así como en su caso su actuación como servidor público y respecto a responsabilidades penales o administrativas.

Los aspirantes, sean militantes o simpatizantes, autorizarán al partido a realizar las evaluaciones y pruebas necesarias para acreditar que no han realizado actos antijurídicos relacionados con el uso de recursos de procedencia ilícita y no tienen vínculos con la delincuencia organizada ni son adictos a sustancias prohibidas.

Además, se faculta a los comités directivos estatales para que a través de sus secretarías jurídicas realicen los trámites interpartidarios entre las comisiones estatales de procesos internos y de justicia partidaria, así como ante toda autoridad competente para ejecutar dicho acuerdo.

Asimismo, para transparentar ante el escrutinio público, así como ante el juicios de los electores el perfil de los candidatos priistas, los aspirantes deberán autorizar por escrito a las dirigencias estatales la publicación de su nombre y perfil en cada página electrónica de los estados sujetos a proceso electoral.