+“Se debe aceptar ” la penalización por el ‘¡eh, puto!’ afirma Mónica Vergara, directora técnica del tricolor

+El equipo sería sancionado con uno de los dos partidos de pena por falta en la varonil

+Pide a la prensa dejar de especular sobre el castigo

+Hoy sostendrá segundo juego amistoso contra el Estados Unidos

 

Ciudad de México, 05 Julio (CDMX MAGACÍN/JESÚS YAÑEZ).-  Políticamente correcta, Mónica Vergara, estratega de la selección femenil, pidió a la prensa mexicana dejar de hacer suposiciones ante la posibilidad de que el equipo de mujeres pague la sanción de la FIFA por el grito homofóbico en los duelos varoniles, aunque reconoció que el castigo –uno de dos partidos a puerta cerrada– debe ser respetado.

“Sería bueno dejar de especular. Sólo es claro que hay una sanción. Cuando la FIFA diga cómo afecta, ya tendremos certeza qué sigue”, aclaró en videoconferencia.

“Somos una federación que busca equidad de género, el claro ejemplo es la campaña para erradicar el grito (homofóbico)”, sostuvo.

Cuestionada si la Federación Mexicana de Futbol (FMF), que encabeza Yon de Luisa, puede intervenir para evitar que la sanción afecte al conjunto femenil, Vergara precisó que un castigo de la FIFA, como el máximo rector del balompié internacional, debe ser aceptado.

“Así como peleamos para que a la (selección) femenil se le vea como a la varonil, con igualdad, si viene sanción hay que respetarlo”, puntualizó.

La directora técnica aseguró que desde el año pasado se habían planeado los duelos para las fechas FIFA de septiembre y octubre, aun cuando apenas el jueves pasado dijo que no tenían acordado ningún enfrentamiento.

“El calendario de fechas FIFA está listo de 2020 a 2023, la planeación de todo lo que vamos a tener se hace desde el año anterior. Se buscó que en septiembre y octubre tuviéramos partidos en México, evidentemente no se puede difundir hasta cerrar los contratos”, apuntó.

La FMF desató revuelo en la semana al aceptar que, si la FIFA lo indica, la selección femenil podría pagar uno de los dos partidos de castigo a puerta cerrada por el grito homofóbico en el Preolímpico. Incluso el propio De Luisa no lo consideró injusto porque la infracción fue en un juego del conjunto Sub-23.

Ahora Vergara defendió la gestión de Yon de Luisa, así como de Gerardo Torrado, director de selecciones nacionales, al asegurar que han intentado erradicar el grito, aunque prefirió no dar una postura respecto a la posible sanción.

“Hay que difundir para tener en los estadios una atmósfera familiar, no hablando de un género, sino del deporte mismo, sin etiquetar, debemos comportarnos con valores”, sugirió.

Bajo el mando de Mónica Vergara, la selección femenil ha buscado enfrentar a potencias de la categoría; sin embargo, ha sufrido fuertes derrotas como caer 5-1 ante Japón y 4-0 ante Estados Unidos.

“Siempre hay un costo a pagar. Debemos enfrentar estos escenarios con visión, los resultados no se nos están dando. Pero me encanta ver la mentalidad de las jugadoras. Es importante lo que hacen fuera y dentro de la cancha; el mensaje que difunden”, subrayó.

La selección femenil, que camina hacia las eliminatorias mundialistas, disputará hoy un segundo duelo amistoso contra las estadounidenses, que se preparan para los Juegos Olímpicos.

Aseveró que el equipo femenil trabaja con mentalidad para salir a ganar, ya hay muchas cosas que se mejoraron.

“Debemos salir a no cometer los mismos errores. Las jugadoras están súper comprometidas, con ambición de mejorar y con la exigencia tope, espero se refleje en este partido. Es una generación muy joven, estamos cambiando hábitos para que a largo plazo lleguen los resultados”, confió.