CIUDAD DE MÉXICO, 19 de febrero, (AZCAPO NOTICIAS/CÍRCULO DIGITAL).—  Los niños de altas capacidades intelectuales requieren justicia y voltear a verlos, porque en la mayoría de los casos son alumnos que están relegados, afirmó la diputada Juana Aurora Cavazos Cavazos (PRI).

La presidenta de la Comisión Especial pidió impulsar a educandos de elevando potencial intelectual, y precisó que a veces estos menores se medican porque tienen una capacidad más adelantada que el resto; por ello, dijo, se requiere tender vías y canales que permitan avanzar más rápidamente.

Comentó que entre el 3 y el 5 por ciento de la población, es decir, 30 millones de estudiantes en el país, está bajo esta condición, aunque no hay un estudio en México para saber la realidad de su situación.

Al presentar el plan anual de trabajo de la comisión especial, la legisladora explicó que el objetivo es atender, en el ámbito legislativo, la necesidad de brindar un espacio adecuado para potenciar el desarrollo de altas capacidades.

Mencionó que la misión será, a través del trabajo que se haga en la comisión y en el Congreso de la Unión, hacer los ajustes al marco jurídico y diseñar políticas públicas adecuadas, para la atención institucional de los alumnos de altas capacidades intelectuales en el país, que les permita crecer.

La diputada Lucely Alpizar Carrillo (PRI) expresó que este sector no es atendido, a pesar de que es de suma importancia para la educación, ya que desarrolla una capacidad especial para incursionar en la ciencia y tecnología; sin embargo, a estos niños se les da un tratamiento de discapacidad.

Poco más de 200 mil niños no están teniendo esa oportunidad de ser reconocidos y apoyados en su sus habilidades, señaló.

La diputada María del Rosario Rodríguez Rubio (PAN) resaltó que estos niños, niñas y adolescentes están requiriendo becas diferentes y acompañamientos, y la comisión está dispuesta a unir esfuerzos al respecto.

Miriam Dennis Ibarra Rangel, del PRI, dijo sentirse preocupada porque hay niños de 9 o 10 años que piensan en el suicidio, por no ser comprendidos o señalados en las escuelas. Consideró prioritario hacer un foro, para que las autoridades vean la importancia que tienen los centros de altas capacidades.

El diputado Joaquín Jesús Díaz Mena (PAN) comentó que en algunos casos se confunde al niño dotado con un trastorno de falta de atención en el salón y entonces los padres de familia no saben qué hacer o a dónde acudir, los maestros, dijo, intentan “apagar” el adelantamiento al alumno, porque “sienten que perjudica al grupo por terminar rápido sus tareas y lo único que hacen es distraerlos en otras actividades”.

La diputada Lorena Corona Valdés (PVEM) destacó la importancia de realizar foros para explicar la problemática de este padecimiento y con ello tener una iniciativa que genere presupuesto y se defina dentro de la ley a estos niños.

Por su parte, el legislador Germán Ernesto Ralis Cumplido (Movimiento Ciudadano), dijo que se debe crear la iniciativa de ley para que estos niños sean reconocidos y pelear por recursos públicos para apoyarlos.

La diputada María Esther Guadalupe Camargo Félix (PRI) estimó que se debe trabajar para visualizar este tema, pero no desde la perspectiva de una educación especial, sino de personas con altas capacidades, así como considerar los planteamientos de los padres.

De la misma bancada, la diputada Rosa Guadalupe Chávez Acosta estimó que este asunto debe estar plasmado en la reforma educativa y ahondarse en leyes secundarias.

En la reunión participaron asociaciones civiles y padres de familia que hablaron de los problemas que padecen sus hijos. Verónica Martínez Fuentes, madre de un niño con altas capacidades, explicó que es importante impulsarlos no solamente con educación, sino en aspectos emocionales, pues “van de la alegría a la tristeza”; también propuso crear asociaciones para que apoyen a las personas de bajos recursos que no pueden llevar a sus hijos a una escuela o centro especial.

De la Asociación Civil “IQ Por una inteligencia más feliz”, Juan José Quintero Medina resaltó que se le debe exigir al gobierno que ponga de su parte, para que se establezcan colegios que atiendan a estos niños, debido a que, en ocasiones, las asociaciones civiles no tienen los suficientes recursos para apoyar a tantas personas.

De la misma corporación, Ana María Quintanilla Torres comentó que se debe tener una política pública de atención para estos alumnos, debido a que no se canaliza presupuesto a las capacidades intelectuales para su mejor desarrollo.

La presidenta de la fundación de niños y jóvenes con capacidades y aptitudes sobresalientes, Liliana García Carranza, manifestó que se deben buscar las herramientas para que estos niños tengan un mejor desarrollo dentro del país, en vez de irse a otra nación.